Respuesta estúpida… ¿Cuestión de piel o circo de disfraces?

Esto ha dicho Juan del Granado, ex-alcalde de La Paz y dirigente del Movimiento Sin Miedo, opositor al gobierno de Evo Morales Ayma:  “Yo me voy a identificar como chimán; sí, porque quiero identificarme con los pueblos indígena originarios que están defendiendo el TIPNIS frente a la política criminal del Gobierno contra los pueblos indígenas”.

En esas palabras, el dirigente opositor demuestra dos cosas bien palpables: primero, su falta de análisis y pobre inteligencia, al creer que puede “escoger” su ascendencia (de chimán no tiene nada); en segundo lugar, su desesperado deseo de afirmarse políticamente haciendo creer a la opinión pública que él se identifica con los pueblos indígenas originarios. Por cierto, la oposición intenta ver en el Censo una “encuesta preelectoral”.

Esa farsa no es necesaria. Ser indígena originario o no, es cuestión de piel, de nacimiento, de ascendencia. Aunque quiera no podrá ponerse en el censo que es chimán ni miembro de ninguna etnia indígena originaria (ojalá no se lo permitan, porque es capaz de esgrimir a la mismísima Constitución Política del Estado).

Estos políticos trasnochados creen que pueden hacer de cualquier decisión estatal un circo, vistiéndose de payasos, malabaristas, bailarinas y magos, intentando dibujar una realidad que no es tal. Ya no saben qué hacer para desgastar al gobierno. Y al parecer, Juan del Granado ha decidido vestirse de payaso principal y salir al ruedo a hacer sus monerías, para que se ría el público.

Del Granado no parece para nada chimán. Tendrá que disfrazarse, es normal para quienes se han acostumbrado a cambiar de camiseta en dependencia de hacia dónde sopla el viento y sus intereses personales. Pero tal vez los propios chimanes se sientan ofendidos al querer este señor caricaturizar una etnia para su objetivo de sentar posición contra el gobierno, lo cual, por sabido, es innecesario recalcar, además de que ridiculizaría a los chimanes… Esta es una actitud puramente colonialista, de quien nunca ha dejado de ser neoliberal, aun maquillándose de revolucionario.

Se equivocan Juan del Granado y todos los que como él pretenden este miércoles convertir en una parodia el Censo Nacional. Solo lograrán, una vez más, desnudar sus verdaderas intenciones de aferrarse a posiciones que, por ser tan politiqueras, carecen de credibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s