Yo quiero a mis hijos en Cuba.

ninos3Muchas veces me preguntan “¿Por qué no traes a tus hijos a vivir contigo en Bolivia?”. Y mi respuesta, invariablemente, es que mis amados niños están muy bien en Cuba, porque allá gozan de una protección que no he visto en los otros países donde he estado. Esos casos de violencia contra infantes, de secuestros, desapariciones, trata y tráfico de menores, que por estos lares son noticia de cada día, no suceden en mi país de origen.

No vas a ver en Cuba niños lustrando zapatos en la calle, ni subiendo a las movilidades para cantar a cambio de monedas o pedir limosnas. No vas a ver niños o niñas huyendo de sus casas porque es insostenible su situación, ni dejando la escuela para “emigrar” voluntaria o forzadamente hacia otras naciones cercanas, para vender barata su poca fuerza de trabajo o prostituirse. No,  eso no se da en Cuba.

Las leyes cubanas y los organismos que hacen cumplir esas leyes, tienen una misión muy clara que no se deja pasar por alto: proteger la infancia. Por eso se practica en el país la cero tolerancia ante cualquier tipo de violencia o abuso contra la niñez.

Ahí se inmiscuyen distintas instituciones, como la educativa, la policía, los organismos jurídicos… en fin, el Estado, como principal promovedor del bienestar, salud y educación de los menores.

En el sentido estrictamente legal, existen los códigos de Familia, de la Niñez y la Juventud y un Decreto sobre la Adopción, los cuales expresan claramente las responsabilidades de quienes incurran en violaciones de estos instrumentos legales, con sanciones ejemplarizantes, los cuales, sumados a la acción del Ministerio del Interior, han posibilitados que en Cuba la trata y el tráfico de menores sea prácticamente nula. Por todo esto, Cuba se encuentra hoy entre los países con más bajo índice de abusos contra la infancia porque existe todo un sistema de prevención y atención a la niñez, como ha expresado recientemente la Ministra de Justicia cubana.

Así, teniendo en cuenta los factores que hacen de Cuba un país poco dado a la trata y tráfico de menores y a la no violencia contra los infantes, yo sigo con mi decisión de que mis hijos van a vivir en Cuba, van a estudiar y transitar su camino hacia la adultez en ese país que tanto los protege.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s