Cuba tiene ganado su puesto en la Comisión de Derechos Humanos.

Esta imagen no se ve en Cuba, ¿Quién viola los Derechos Humanos?

Una vez más, la disidencia cubana, mal llamada “oposición”, arma su show “denunciando” que la reelección de Cuba dentro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sería infundada y producto a “manejos políticos” del Estado cubano. Eso lo dice un tal Antonio Rodiles, calificado como “emergente de la oposición actual”, quien, en realidad es un desafecto a su Patria, pero muy afecto al dinero de la mafia anticubana y sus amos norteamericanos.

Obviamente, el tipo ni es un analista ni es político, es solo un mercenario más y su falta de criterios está más que expuesta. No voy a repetir lo que he escrito en otros artículos sobre Cuba, hablar de los logros en la salud pública, educación, seguridad social, seguridad ciudadana (esta última en crisis en Estados Unidos donde la delincuencia social sube como la espuma ante la reciclante crisis económica cuya más tétrica expresión son los atentados y baleamientos en escuelas y otros sitios), sería redundante.

Ojo, no dudo de la capacidad técnica del señor doctor, pero lanzar palabras al aire tiene un riesgo y es el de la credibilidad.

Si se revisan los comentarios vertidos por los propios disidentes, una buena cantidad no está de acuerdo con la “denuncia” y lo que sí remarcan es la falta de legitimidad de esa mal llamada “oposición” que desde las tierras miamenses, a la sombra de las retrógradas organizaciones contrarrevolucionarias, solo se dedican a la retórica “contra” y a recaudar todo el dinero posible para aumentar sus patrimonios personales que les permitan vivir por encima de cualquier cubano en la isla. Véase, por ejemplo, el caso de la señora Yoanis Sánchez, quien a base de histéricas y mentirosas declaraciones se ganó el “respeto” de los amos yanquis y una buena provisión de dólares.

La tal Yoanis y el tal Antonio Rodiles no son capaces o no tienen la hidalguía de reconocer los enormes esfuerzos que hace Cuba para defender los Derechos Humanos de su pueblo trabajador, aun en los más críticos momentos del bloqueo económico, criticado y condenado por la inmensa mayoría del mundo, el cual ya es obsoleto e ineficiente, como ha sido varias veces demostrado. No lo hacen porque si lo hicieran perderían el soporte económico que reciben del imperio y porque son enemigos de su país de origen.

Cuando uno se encuentra fuera de su país, mira hacia allá y analiza y compara, entonces se da cuenta de la realidad, no la que ofrecen los medios de comunicación anticubanos o esos grupúsculos que todavía pretenden vivir de la teta de la vaca mafiosa miamense, estén donde estén, a no ser que uno sea muy cínico o muy antipatriota. Desde la otra orilla uno puede ver cómo cada segundo muere una persona (o varias) baleadas en escuelas, centros comerciales, a plena luz del día y no solo en Latinoamérica, sin que el Estado pueda hacer nada para detener tales matanzas; también se puede ver cómo es peligroso para los niños andar solos en la calle, salir a jugar o ir y regresar de sus colegios, porque hay altas posibilidades de no encontrar el camino a casa; menos puede obviarse el fenómeno del trabajo infantil, la desnutrición, las enfermedades previsibles y las muertes tempranas por causas evitables.

Yo les pregunto a estos “paladines” ¿cuáles Derechos Humanos se violan en Cuba? ¿El derecho a la libre expresión? Mentira, si así fuera, Yoanis Sánchez, la “flaca infernal” no estaría paseándose libremente por las calles de La Habana inventando noticias falsas para agradar a sus amos de Calzada y L. ¿El derecho a la libre movilidad, que fue tan cacareada por los contrarrevolucionarios? Otra mentira, ya ni siquiera se pide carta de invitación ni se necesita la “tarjeta blanca” para salir del país; son muy distintas las causas para que los cubanos que quieran no viajen y si analizamos bien, preguntémosnos en cualquier país, cuántos ciudadanos han viajado fuera de él, verán que es menos del 30%, así que esa es una falacia construida para denigrar a uno de los países más responsables con los Derechos Humanos del mundo.

En Cuba no hay discriminación, no hay racismo de ninguna forma, la ley lo castiga como a cualquier delito.

Entonces, como decía el maestro Elio Revé: ¿De qué estamos hablando?

Estos dos especímenes, Yoanis y Antonio Rodiles, se hacen eco, descaradamente, del discurso norteamericano contra Cuba, difamando a la nación que los hizo profesionales, mostrándose serviles con un enemigo que quisiera ver desaparecer a todos los cubanos leales a su Patria, que viola los derechos Humanos de sus propios ciudadanos implementando programas de espionaje internos y externos, que ataca “preventivamente” a cualquier país o pueblo que se les oponga, sin importar los “daños colaterales” de niños, mujeres y ancianos civiles muertos sin culpas, que encarcela y tortura a presuntos “terroristas” (gente que en realidad lucha por acabar con la indecencia yanqui).

No, la campaña contra Cuba es infundada, malintencionada y parte de los más oscuros intereses imperialistas. Cuba está bien asentada en la Comisión de Derechos Humanos porque los defiende dentro y fuera del país, no importa lo que rebuznen Yoanis, Rodiles y toda su cohorte de apátridas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s