Archivos Mensuales: febrero 2014

Héctor Timerman: Argentina no apoyará un golpe de Estado en Venezuela

timerman-43 (1)El canciller argentino Héctor Timerman aseguró en nombre de la nación que representa, que no apoyarán una destitución por otra vía que no sea la del voto.

En rueda de prensa conjunta, tras sostener una reunión con su homólogo venezolano, Timerman afirmó que “Argentina va a respaldar el derecho de los venezolanos de ser gobernados por Nicolás Maduro”, por ser electo de manera legítima y democrática por los venezolanos.

“Vamos a pedirle a quienes quieren mancillar las autoridades venezolanas que depongan de sus acciones”, dijo y agregó que el Gobierno y el pueblo de Venezuela “cuenta con todo el apoyo del Gobierno y del pueblo argentino”.

Por su parte, su homólogo venezolano Elías Jaua, destacó el carácter democrático del gobierno de Nicolás Maduro, que ha recibido ataques de la extrema derecha venezolana, pese a que fue electo a través del voto popular.

El diplomático venezolano denunció el asedio de grupos violentos, entre ellos, el ataque a la selección de béisbol de Cuba que participó en la Serie del Caribe celebrada en Venezuela el pasado mes de enero. Otro caso fue el intento de asalto a la casa del gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora, por grupos vandálicos derechistas de esa región

“Cuando el Presidente (Maduro) hizo llamado al diálogo a inicios de este año entre gobernadores y alcaldes de oposición, ellos se negaron y surgió esa corriente violenta”, expresó.

Asimismo, recordó la conmemoración de los 25 años de “El Caracazo”, donde el pueblo venezolano se rebeló ante la opresión neoliberal y hubo una masacre que dejó más de 600 víctimas fatales. Hecho que indicó, fue el inicio de la Revolución Bolivariana, que en 1998 llegó al Gobierno a través del Comandante Hugo Chávez por vías democráticas.

“Fue así como esa corriente popular democrática nació en medio del dolor de la masacre, y que hasta ahora ha ganado 18 de 19 procesos electorales. Cuando se habla de la legitimidad de un gobierno podemos nombrar que hasta hubo un intento de referendo revocatorio, que solo se hace en gobiernos democráticos”, destacó.

Libertad de expresión, libertad de prensa, la CNN y el conflicto en Venezuela.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

CNN utiliza su "credibilidad" para posicionar el mensaje anti-chavista.

CNN utiliza su “credibilidad” para posicionar el mensaje anti-chavista.

En mi experiencia de vida por Latinoamérica he podido observar la actuación de los medios de comunicación ante las manifestaciones del pueblo (el “pueblo” en el sentido martiano de la palabra) por reivindicaciones legítimas y ante las manifestaciones de los representantes de las oligarquías y sus adláteres. La reacción de los “periodistas” es casi siempre la misma y está más bien dictada por los dueños de los medios que por la propia conciencia de clase del “profesional” de la palabra (en el cono sur latinoamericano, como regla general, el periodista es quien tiene un micrófono, una grabadora y hace uso de la palabra en un medio televisivo, escrito o radial, utilizando más su libre albedrío que los estudios profesionales y culturales avaladores de un buen análisis).

Hay que partir del hecho histórico de la herencia nefasta que siglos de colonización y décadas de neoliberalismo han dejado en los países latinoamericanos, que junto a la privatización masiva de las empresas e industrias privatizó también a los medios de comunicación masiva, convirtiéndolos, en vez de empresas de servicio social en negocios lucrativos (para los propietarios) y en un apoyo incondicional (o no tan “incondicional) a la oligarquía propietaria. Incluso muchos medios informativos que surgieron como “comunitarios” pasaron a manos de capitalistas que les dieron un vuelco a su razón social. De ahí la situación actual que atraviesa el sur latinoamericano en cuanto a sus medios comunicacionales y sus relaciones con los gobiernos progresistas o de izquierda demostrada. Pasa en Bolivia, pasa en Ecuador, pasa en Argentina… y pasa ahora con mucha más fuerza en Venezuela.

La hermana República bolivariana sufre hoy el embate rabioso de la oposición política al socialismo, con el apoyo nada encubierto de los organismos “democráticos” norteamericanos (IRI, NED, USAID, etc.), a través de los cuales se canalizan millonarios recursos económicos para sostener las manifestaciones violentas de la derecha y financiar los medios de oposición, que son mayoría.

Ahí CNN está cumpliendo el rol que le corresponde: apoyar a todo lo que huela a desestabilización, como eje central del movimiento de opinión contra el gobierno democrático del presidente Maduro, enmascarando para el mundo y para mucha gente dentro de la propia Venezuela, lo que realmente está detonando la violencia en las calles. CNN, en todos sus reportes, posiciona la imagen de que el gobierno está reprimiendo a pacíficos manifestantes (nunca menciona las agresiones, el vandalismo, los hurtos y la destrucción de las propiedades – incluso la utilización de armas de todo tipo – que están llevando a cabo estos “pacíficos” revoltosos, capitaneados por personajes ultrarreaccionarios, vinculados a los círculos de poder norteamericano, como Henrique Capriles y Leopoldo López. Y menos menciona aún el interés de los Estados Unidos por que se termine el Estado socialista en Venezuela (recordar que las tensiones entre EUA y la bolivariana república vienen desde las nacionalizaciones y el recorte de suministro de petróleo). Lo otro que no dice CNN es que Nicolás Maduro venció legítimamente en elecciones democráticas, por el voto de más de la mitad del electorado, simplemente posiciona la idea de que Maduro ha sido impuesto por Chávez antes de desaparecer físicamente. (Chávez sugirió a Nicolás por ser un representante surgido del propio pueblo al que busca defender y proteger la revolución venezolana).

CNN MIENTE, MANIPULA Y DESINFORMA.

Pero volvamos al rol de los medios de comunicación, o como le llamó un estudioso latinoamericano, “medios de des-información”. La cadena de noticias internacional, financiada y operada por Estados Unidos, que no es nada independiente, publica constantemente reportajes y entrevistas sesgadas hacia la visión opositora (que solo pretende “reivindicar sus derechos” y no los derechos de la población). Así aparecen conferencias de prensa de John Kerry, defendiendo los “principios democráticos” made in USA; la furiosa anticubana y anti-todo tipo de revolución socialista, Ileana Ross-Lethinnen acusando de genocida al gobierno venezolano y de permitir injerencia extranjera (según su estúpida declaración, Cuba habría enviado 70 000 soldados – ¡casi su ejército completo! – para “intervenir” en Venezuela); personalidades de la política, la cultura, analistas y “opinólogos”, cada uno con sus propios intereses monetarios declarando que quieren la paz en Venezuela y la región… pero una “paz” sin la revolución chavista. Para eso sí quieren la “libertad de expresión”, pero no entrevistan a los pobladores de los cerros, a los pobres, a los pequeños propietarios quienes de no tener nada pasaron por obra y gracia de la revolución a vivir una vida digna. Esos no tienen voz, no tienen “libertad de expresión” en los medios como CNN y otros televisivos, radiales y escritos, sumados por virtud del dinero e intereses de sus propietarios, a la campaña anti-Venezuela. Tampoco mencionan CNN y sus satélites que el desabastecimiento en la hermana república se debe en realidad a una táctica muy antigua de los imperialistas para provocar desestabilización interna (les funcionó en el Chile de Allende, pero les falló en la Cuba de Fidel) y no a una mala política económica del gobierno, que es lo que sí quieren posicionar.

¿POR QUÉ SE PLIEGAN A LA DESINFORMACIÓN LOS TRABAJADORES DE LA PRENSA?

Ahora bien, dentro de los medios de comunicación latinoamericanos (ya no hablo de la CNN) también existe la división de clases: propietarios-explotadores y periodistas, técnicos, administrativos-explotados. Los primeros meten a sus bolsillos enormes cantidades de dinero provenientes de la publicidad, cobro de espacios, entrevistas y otros servicios que prestan los MDC, además del dinero ingresado por calentar la opinión pública. Los segundos reciben salarios, que en su mayoría son míseros y por lo general no tienen ninguno de los beneficios sociales conquistados por la clase obrera (los trabajadores de la prensa son también obreros). Deberían, como clase, estar reclamando, protestando y presionando contra los dueños de medios, oligarcas y aristócratas – que sin esa fuerza de trabajo no podrían enriquecerse como lo hacen – y no apoyar los intereses de quienes los explotan.

Protestan porque el gobierno venezolano marginó a la CNN. Utilizan el viejo argumento de la “libertad de prensa” y la “libertad de expresión”. Pero no cuestionan que la libertad de prensa sea solo para esos grandes medios comunicacionales, manejados por intereses contra el pueblo, que, parapetados tras su número (son más frente a los pocos medios de que disponen los Estados socialistas o en vías de ello y las fuerzas revolucionarias) manipulan y confunden a quienes, por una u otra causa, no tienen acceso a otros medios o no poseen la cultura necesaria para analizar profundamente la situación. Desgraciadamente esa es una realidad de nuestros pueblos latinoamericanos. El imperio juega con la cultura de la gente. José Martí decía que ser cultos era la mejor manera de ser libres. El colonialismo de 500 años y el neoliberalismo impuesto por las grandes potencias mundiales y sus organismos financieros, han sumido a nuestros pueblos en una oscuridad intelectual muy difícil de superar, a pesar de las campañas de alfabetización y educación. Los medios de comunicación bombardean constantemente a los “receptores” con su propaganda, publicidad y mensajes, sin dar tiempo al análisis, sembrando ideas preconcebidas en los gabinetes “creativos” de las empresas, instituciones políticas (IRI, NED, USAID, ONGs y hasta la CIA) para posicionar y reafirmar la “dependencia” y la imagen de que el sistema “democrático” occidental es el justo.

¿ESTAMOS DESARMADOS FRENTE A LA FUERZA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN?

Claro que no todas las voces apoyan la actuación de la derecha financista y financiada de Venezuela en sus intentos de golpe de Estado (“suave” en la teoría norteamericana del Departamento de Estado yanqui y sus órganos de espionaje e injerencia). Ayer disfrutaba de los comentarios de dos periodistas y dos analistas políticos en Bolivia, un programa llamado “Contextos”, donde se analizó la situación de Venezuela; el analista Hugo Moldiz hablaba de la imprescindible unidad y la necesidad de mantener y aumentar la presencia de los revolucionarios en las calles; otro analista, Fabián Restivo repitió y apoyó cierta expresión del Presidente boliviano Evo Morales: con los golpistas no se dialoga (se les aplasta, según Restivo) y Andrés Salari junto a Ricardo Bajo, como es su costumbre, arremetieron contra la “libertad de prensa” que permite acallar la “libertad de expresión” de quienes no se les permite el acceso a los medios. Hay muchas voces, pero los canales más grandes y de mayor presencia en el “rating” (maldito concepto de audiencia) no les dan cobertura.

Pero existen las redes sociales en internet, ese espacio que han ocupado principalmente los jóvenes – motor de cambios revolucionarios – y cuya utilización (con éxito) por parte de los imperialistas en algunos conflictos, han enseñado a los revolucionarios a utilizarlas como armas ideológicas y políticas.

Hay que apoyar a la Venezuela chavista. Si el imperio arremete con tanta fuerza contra ella es porque le hace bien a los revolucionarios del mundo. Cuba es el ejemplo de la resistencia, Venezuela hoy es el ejemplo de que los pueblos sí pueden tomar su destino es sus manos. Si Venezuela cae, ¿quién sigue: Bolivia, Ecuador…? La CELAC – cuyo eje fundamental fue Venezuela – ha demostrado que Latinoamérica busca la integración sin presencia de Estados Unidos ni de ninguna potencia imperial ni sus organismos y se ha manifestado a favor de mantener el orden democrático y constitucional que en Venezuela eligió a Nicolás Maduro y el proceso bolivariano como proyección de país. Pero eso no lo reflejan la CNN ni la prensa occidental u occidentalista (medios de comunicación internos plegados a los intereses capitalistas). Ellos van a seguir manipulando la información y moviendo la opinión pública interna y externa hacia las posiciones imperialistas. El mensaje de paz, igualdad, justeza y democracia verdadera debe ser difundido en las redes sociales, en las calles mismas y apoyándonos en los pocos medios que hemos conquistado y que nos son afines. No es solo Venezuela, Latinoamérica hoy necesita que la “libertad de expresión” se amplíe hacia los sectores que nunca la han tenido.

Intereses espurios detrás de la situación en Venezuela.

1357897149383Parece ser que cuando las conciencias no son limpias o la ideología no es suficientemente fuerte, el dinero lo puede todo.

Me refiero a los últimos acontecimientos en la hermana República Bolivariana de Venezuela, donde la violencia provocada por quienes no aceptan su derrota electoral ha campeado por su respeto desde hace semanas. Por un lado, los opositores al gobierno de Nicolás Maduro no cejan en su intento de provocar mayores conflictos, azuzados por elementos con manifiestas relaciones con entidades políticas ultrareaccionarias de los Estados Unidos, como el hoy detenido Leopoldo López y el gobernador de Miranda, el varias veces perdedor democráticamente Henrique Capriles. Esta es una táctica de guerra “suave” ya practicada en diferentes ocasiones y países por los servicios de inteligencia norteamericanos. Y los opositores a mandatos progresistas populares son adeptos incondicionales.

Incluso algunos piden la liberación de los “opositores” presos, responsables de los disturbios que hubieran provocado hasta muertes, como condición para llevar a cabo un diálogo de paz.

Pienso que su debilidad política y sus intereses personales pesan más que los del bien común. Fácil de utilizar y corromper, porque tampoco es secreto que con Venezuela, Estados Unidos ha ido acumulando piedras en el zapato, la desaparición física de Chávez no cumplió con las expectativas del imperio y hoy se aferran a derrocar el gobierno sucesor por la vía que sea necesaria (Maquiavelo al día).

Todo vale: el plan de asesinar a López para culpar al gobierno, una carta de Rubén Blades… y la violencia, el desabastecimiento artificial, mostrar a Venezuela como un país inestable. Trampas para incautos, para quienes viven del consumo de los medios tradicionales de comunicación, que mienten y tergiversan, haciéndole el juego a los intereses yanquis, que no pueden aceptar no tener más a su disposición el territorio que creían su “patio trasero”. Hay mucho dinero en juego puesto a correr por las organizaciones y fundaciones “democráticas” dirigidas desde Washington.

Pero Latinoamérica no está ciega, la “operación Milagro” ha devuelto la vista a mucha gente, no solo en el terreno oftalmológico. La CELAC es un ejemplo, los países de este lado del planeta se están uniendo, apartando a los “guías” de siempre, para moverse en un camino de independencia que por segunda vez necesitamos. Por eso se condena la injerencia norteamericana y la actuación de la derecha (y satélites) vendidos a intereses espurios.

Si gente como Blades levantan su voz contra el proceso popular que ha costado mucho trabajo instaurar y hasta la vida de un gran hombre, entonces no podemos quedarnos callados e indiferentes, porque la paz del hemisferio siempre estará amenazada si la oligarquía financiada por USAID, IRI, NED y otros engendros triunfa en Venezuela.

Documentos filtrados por Wikileaks revelan nexos de Leopoldo López con EEUU

leopoldo-lopezDocumentos filtrados por WikiLeaks revelan que líder de la oposición venezolana Leopoldo López se menciona al menos 77 veces en los cables diplomáticos de Estados Unidos.

Muchos de los cables se centran en las disputas internas dentro de la oposición, con López a menudo en conflicto con los demás, tanto dentro de su partido como con otros miembros de la oposición, de acuerdo con un informe publicado por el CERP (Centro para la Investigación Económica y Política).

Dadas las revelaciones, expertos señalan que no es de extrañar que las actuales protestas, al frente de las cuales ha estado López pidiendo “la salida” del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, también hayan provocado divisiones internas dentro de la oposición.

El Gobierno de EE.UU. ha estado financiando a la oposición venezolana durante al menos 12 años, incluyendo, como el propio Departamento de Estado estadounidense ha reconocido, algunas de las personas y organizaciones involucradas en el golpe militar del 2002. Su objetivo ha sido siempre deshacerse del Gobierno de Chávez y reemplazarlo por alguien más de su agrado.

Sin embargo, su financiación no es probablemente su contribución más importante en Venezuela, ya que la oposición venezolana tiene la mayor parte de la riqueza y de los ingresos del país. El rol más importante que EE.UU. juega es el de presionar desde el exterior contra la unidad interna, algo que, tal como estos cables y la historia de los últimos 15 años muestran, ha sido un grave problema para la oposición venezolana.

Algunos de los cables filtrados revelan el gran interés de EE.UU. por el papel que López está desempeñando en Venezuela pueden leerse a continuación:

28 de marzo del 2008: El cable informa de una reunión entre el senador EE.UU. Ron Wyden y López, señalando que “el senador y su equipo discutieron posibles estrategias de medios con López y métodos para trasladar de manera eficiente su mensaje al público en EE.UU.”.

11 de abril 2008: La embajada de EE.UU. se reunió con una asesora legal de López, quien expuso su estrategia legal para evitar que impidan el acceso al poder [de López]. Ella señaló que “cree que hacer a López víctima de las maquinaciones de la RBV (República Bolivariana de Venezuela) está haciendo que su popularidad aumente”.

17 de julio 2008: EE.UU. coincide con el análisis de la asesora legal [de López], escribiendo, “Curiosamente, las descalificaciones parecen estar convirtiendo a Leopoldo López en una figura de la oposición a nivel nacional, en lugar de sólo una estrella en ascenso en Caracas”.

(Tomado de RT en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/120720-cables-wikileaks-oposicion-venezuela-lopez)

La pedagogía de los médicos cubanos

Tomado del portal de Radio Cadena Agramonte.

maismedicos“Las médicas cubanas se parecen a empleadas domésticas.” La afirmación, la más expresiva de una ola de manifestaciones de intolerancia y discriminación racista, hecha por una periodista brasileña de derecha, representa, sin darse cuenta, el más significativo elogio a Cuba.

Frente a las necesidades de atención médica de su población, el Gobierno brasileño, después de convocar a médicos de esa nación a ocupar los puestos en las regiones con más necesidades y menor atención, acordó un convenio con el Gobierno de Cuba para traer a Brasil a miles de médicos -ya han llegado más de seis mil- del país que incuestionablemente tiene una de las mejores medicinas sociales del mundo.

Lo confirman los extraordinarios -más todavía por el nivel de desarrollo económico del país- índices de salud de la población cubana,  desde la mortalidad infantil a la expectativa de vida al nacer, pasando por todo y cualquier criterio que se analice.

Ese convenio, que podría pasar simplemente por uno más entre Brasil y Cuba, generó una ola de reacciones que ha promovido un diagnóstico social, de una y de otra sociedad, inédito y de una profundidad inesperada.

Empezando por los mismos médicos brasileños, en su gran mayoría formados en universidades públicas nacionales -las mejores del país-, pero que no tienen que entregar ninguna contraparte a la sociedad que los ha formado, de forma gratuita. A menudo concluyen sus cursos y abren consultorios en los barrios mejor situados de las grandes ciudades brasileñas, para atender a una clientela de gran poder adquisitivo.

Como resultado, el mapa de las enfermedades del país y el de la ubicación de los galenos suelen ser brutalmente contradictorios, prácticamente opuestos entre sí: donde están las enfermedades no están los médicos; donde están estos, no están las enfermedades.

Aun así, después de negarse a atender a la población más pobre -la gran mayoría, en el país, todavía el más desigual, a pesar de los inmensos avances de la última década, en el continente más desigual del mundo-, han intentado impedir que el Gobierno brasileño trajera médicos de otros sitios del planeta  -además de Cuba-, para atender a su población. Han hecho manifestaciones callejeras, han intentado crear situaciones de malestar con los médicos cubanos, han intentado desarrollar campañas en contra de la reelección de Dilma Rousseff, creyendo disponer de autoridad política sobre sus pacientes.

La declaración inicial de este artículo se inscribe pues en ese escenario de elitismo y falta de sensibilidad social de médicos brasileños. La frase, que pretende descalificar a médicas cubanas, porque en lugar de la imagen del médico hombre, blanco, con fisonomía de los doctores de las películas de Hollywood, son personas nacidas del pueblo de la Isla, se revela como un inmenso elogio de la sociedad cubana y en una dura crítica de la brasileña.

Mujeres de origen popular, que en Brasil serían empleadas domésticas, en Cuba es normal que puedan formarse como médicas y salir a expresar su solidaridad con otros pueblos, necesitados de profesionales que Cuba logra formar en exceso para las necesidades de su país.

Esa reversión del sentido de la frase se dio también en el plano más general de la sociedad brasileña que, confundida al inicio, muy rápidamente reaccionó de forma muy positiva. Más del 80 % apoya activamente la llegada de los médicos cubanos a Brasil. Por las necesidades que pasaron a ser atendidas por los médicos cubanos, así como por la atención que inmediatamente empezaron a recibir sectores populares muy amplios de Brasil, hasta entonces sin ninguna atención o con atención absolutamente precaria.

Poblaciones que nunca habían contado con presencia de médicos, cuyos ciudadanos tenían que desplazarse a kilómetros de distancia para poder ser atendidos en consulta esporádica, empiezan a ejercer el derecho elemental a la atención médica directa y permanente, gracias a los profesionales cubanos.

Es un programa de Salud Pública, pero que encierra consigo una lección, una pedagogía política de gran evidencia, que es lo que incomoda más a la derecha brasileña. Personal formado en universidades públicas -en Cuba todas lo son- tiene que atender las necesidades fundamentales de su pueblo, y además son los que pagan los impuestos que financian las universidades públicas, a las que, sin embargo, sus hijos no acceden.

Brasil ha avanzado como nunca en su historia con los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff en el combate contra la desigualdad, contra la pobreza y la miseria, pero no encuentra todavía correspondencia en las estructuras educacionales que forman al personal médico. De ahí el apoyo de Cuba -que la presidenta de Brasil agradeció a Fidel Castro, en ocasión de la reciente reunión de la CELAC en La Habana, cuando se inauguró la primera parte de la Zona de Desarrollo del puerto de Mariel, que Brasil construye en la Isla, colaborando con la ruptura del bloqueo impuesto por Estados Unidos.

Los médicos cubanos son mejores que gran parte de los médicos que Brasil tiene hoy, porque, además de su excelente formación profesional, son mejores ciudadanos, formados por una sociedad orientada no por la medicina mercantil, sino por las necesidades reales de la población.

La llegada de los médicos cubanos permite, como ningún manual de educación política, aclarar los principios de las sociedades capitalistas -volcadas hacia los valores de cambio- y las sociedades socialistas -volcadas hacia los valores de uso-. Una, atendiendo demandas del mercado, la otra, a las demandas de las personas. (Tomado de Cubadebate/Con información de Público, España)

¿Cuánto más resistirá el bloqueo?

Bloqueo-CubaSegún una reciente encuesta realizada por la cadena de noticias Univisión, a nivel nacional,  6 de cada 10 norteamericanos estarían a favor de la suspensión del bloqueo y la normalización de relaciones con Cuba. Esto significaría que las empresas norteñas podrían comerciar con la isla, sin restricciones y que los ciudadanos norteamericanos podrían visitar Cuba libremente. Otra petición sería que Estados Unidos deje de incluir a Cuba en las listas de países patrocinadores del terrorismo.

La verdad es que a los cubanos les importa poco que EUA incluya a la isla revolucionaria en este tipo de listas, ya que todos sabemos que los principales terroristas son apoyados y financiados por EE.UU y que este país se autoexcluye de dichas listicas.

Respecto al bloqueo, el mundo entero se ha dado cuenta de la inutilidad de éste y de que es una medida genocida que viola todos los derechos humanos de los habitantes de Cuba. Si lo que pretendieron las sucesivas administraciones yanquis fue desestabilizar al país y derrocar la Revolución, lograron todo lo contrario, el pueblo cubano, ante la agresión y mala fe de los gobiernos gringos, se aglutinó en torno a la dirección histórica de la Revolución y no solo no cayó el sistema socialista, sino que aumentó el desprecio y la desaprobación hacia esas actitudes cromañónicas y criminales de la sociedad norteamericana (“El amor, madre, a la Patria, no es el amor ridículo a la tierra, ni a las hierbas que pisan nuestras plantas: es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca.” José Martí).

El que ahora la sociedad norteamericana, sobre todo la parte latina, comience a manifestarse en contra del criminal bloqueo, es una muestra de que tal política, patrocinada y apoyada aun hoy por sectores cubanos-anticubanos, como la señora Ross-Lehtinen, ha fracasado rotundamente. Los cubanos, mal que bien, han resistido y la Revolución sigue en pie. Los países que exhiben “democracias” al estilo norteamericano se dan cuenta que la retrógrada medida no solo afecta a Cuba, sino a sus propios intereses comerciales y los empresarios estadounidenses no pueden ya soportar que un nicho de mercado en variadísimos renglones, a muy pocos kilómetros de distancia, les sea vetado por su propio gobierno, supuestamente defensor de las libertades de intercambio y comercio. Es por eso que el rechazo ha ido creciendo, ya no es solo en salones de la ONU donde se vota y se obtiene amplia mayoría para el rechazo. Ahora también son los movimientos sociales mundiales y los propios ciudadanos norteamericanos quienes repudian ese engendro que tanto ha dañado al pueblo cubano y que algunos neandertales de la política sucia contra Cuba quieren seguir manteniendo.

Feria de la salud junto al lago más alto del mundo. Feria de la solidaridad.

DSC_0487Como no podía ser de otra manera, los integrantes de la Brigada Médica cubana internacionalista en la ciudad de La Paz, llegaron puntuales a sus lugares de trabajo en el centro turístico de Copacabana, población situada a orillas del lago Titicaca, el más alto del mundo a 4000 metros sobre el nivel medio del mar. Lo inusual es que es domingo y ellos están en un lugar turístico de renombre mundial, no para pasear y conocer, sino para brindar sus conocimientos y ayuda desinteresada a los pobladores.DSC_0213 Pero la puntualidad y disciplina de los médicos, enfermeras y personal de apoyo cubano y boliviano que participaron en la Primera Feria de Salud se vieron superados por la necesidad de las personas que, antes de que llegara la brigada, ya hacía fila para atenderse gratuitamente en las especialidades de MGI, Cardiología, Reumatología, Traumatología, Oftalmología, Ginecología, Pediatría y hasta Psiquiatría.

DSC_0236La noticia había corrido como pólvora, así que todo el pueblo de Copacabana se había enterado que, gracias a la labor conjunta de la Brigada Médica cubana, la Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Justicia, en este pueblo alejado de la sede de gobierno alrededor de 200 kilómetros, un grupo solidario de médicos y personal de salud cubano-boliviano que normalmente presta sus servicios en el llamado Hospital de Chacaltaya, en la ciudad de El Alto, estarían “donando” su día de descanso para atender gratuitamente a la población de Copacabana y en algunos casos que fuera posible, entregar también gratuitamente las medicinas necesitadas.

Sobra decir que la actividad, desde las primeras horas, ha sido un éxito, a las diez de la mañana ya el personal de salud cubano-boliviano había atendido a más de 200 pacientes y en la fila continuaban muchas personas y seguían llegando, previendo que al finalizar la tarde habrán sido atendidos alrededor de 500.DSC_0239

El pueblo de Copacabana está contento. Cuando salen de las consultas no hacen más que hablar de “los hermanos cubanos”, se notan los rostros agradecidos. La brigada (médicos, enfermeras, administrativos, personal de la Vicepresidencia del Estado, jóvenes voluntarios y el grupo de teatro que acompaña a la actividad, también están contentos y agradecidos, porque así es para quienes aman servir al pueblo, a los que menos tienen, estén donde estén.

DSC_0232Mañana comenzarán una jornada más de trabajo en sus quehaceres normales, pero ya están impacientes estos verdaderos servidores de la salud pública porque se realice la segunda feria, no importa el lugar que sea, allí estarán presentes para llevar alegría y esperanzas a otros pobladores que, obviamente, no pueden pagar los servicios de las clínicas privadas.