Otra voz que se levanta contra el bloqueo a Cuba.

bloqueo-jpgAyer trascendió por medios nacionales e internacionales, el apoyo de El Salvador a la lucha de Cuba contra el arcaico bloqueo que mantiene el gobierno norteamericano contra la pequeña (de tamaño) isla caribeña.

Algunos dicen que ese es un pequeño país centroamericano que no pesa mucho en el contexto mundial. Pero lo importante no es la noticia en sí misma, sino la generalización de un movimiento solidario que va más allá de las fronteras regionales y que conlleva el reclamo internacional sobre la incuestionable inhumanidad de una acción unilateral que busca la desaparición no solo de un gobierno que va en contra de la política imperial, sino de todo su pueblo, al menos del que se ha quedado resistiendo heroicamente dentro del país.

Que “este cerco debe ser levantado a la brevedad posible” no son solo palabras del presidente salvadoreño Mauricio Funes; es el sentir de una cada vez mayor comunidad de hombres y mujeres de todo el mundo, socialistas o no, quienes abogan por la revisión y eliminación de las leyes Torricelli y Helms-Burton, por anacrónicas y cavernícolas. A unos les preocupa la cuestión social que se agrava con estas medidas, ya que para nadie es un secreto las afectaciones a la salud pública, la educación y casi todas las ramas económicas y sociales de la vida en Cuba, que provocan la imposibilidad de comerciar con países aliados o satélites de E.E.U.U. Otros, los no socialistas, ven coartadas sus posibilidades de relacionarse económicamente con un país que presenta potencialidades innegables en el turismo, la exportación de materias primas en algunos renglones, incluso, por qué no decirlo, que podrían beneficiarse con los programas de salud y educación, ambos de altísimo nivel que ofrece el país latinoamericano.

Cuba ha plantado un ejemplo: sí se puede vivir sin la “sombra” de los poderosos USA. Eso es algo que no perdona el imperio y por eso, a pesar de los reclamos externos e internos, no levanta el bloqueo. Por eso no le importa al Departamento de Estado yanqui la violación contra los Derechos Humanos en que está incurriendo desde hace décadas, contra los derechos humanos de millones de habitantes en una pequeña isla. No perdonan que no todos se quieran ir, que la inmensa mayoría de la población cubana siga apostando por el proyecto revolucionario de Fidel Castro y sus compañeros de generación.

La voz de El Salvador es una sola, es verdad, pero está unida a los millones de voces y mentes que no creen en la utilidad del bloqueo, que piensan que es una medida genocida y que piden, dentro y fuera de EUA, que se deje en paz a Cuba y que los cubanos decidan cómo quieren vivir y qué tipo de gobierno tener.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s