Archivos Mensuales: abril 2014

No escarmientan. Confirman “Commotion”.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

routerA los Estados Unidos no les basta ni les importa la cantidad de veces que ha sido y es desenmascarado en sus planes injerencistas por todo el mundo. Evidentemente su soberbia le limita la capacidad de reaccionar positivamente ante el ridículo y la derrota.

Ahora, tras el escándalo del programa “Zunzuneo” o “twitter cubano” y después de haberse denunciado que otros programas similares estarían siendo puestos en funcionamiento para intentar a toda costa subvertir el sistema social cubano, un blog contrarrevolucionario supuestamente desde Cuba, publica la noticia de la aparición de otro proyecto de comunicación contra la isla: “Commotion”, que sería una suerte de sistema “Wi-Fi” (red inalámbrica de conexión a internet), el cual relacionaría varios enrutadores de esta tecnología, que podría evadir la vigilancia del gobierno, según el Nuevo Herald y el Diario de Cuba. La financiación estaría a cargo de USAID, a través del Open Technology Institute (OTI), creado por aquella agencia yanqui para “promover la libertad de internet, la democracia y la sociedad civil en Cuba”, en otras palabra: para derrocar la Revolución. Al decir de los panfleteros anticubanos, el “experimento” ya habría sido probado en Túnez (no dicen si fue exitoso o no) y el Departamento de Estado norteamericano, ante el fracaso del “twitter” habría dado luz verde al proyecto, demostrando lo desesperado que están por manipular a la juventud cubana, principal objetivo de esto planes subversivos.

Hasta ahí la noticia, que no es tan “noticia”, ya que autoridades, periodistas y blogueros cubanos han advertido reiteradamente de esos engendros yanquis, que demuestran la actitud injerencista, terrorista y desestabilizadora de aquel país. “Commotion” es una criatura más, gestada por obra y gracia del impulso del gobierno norteamericano, utilizando los recursos impositivos de cada estadounidense, que maneja displicentemente USAID, los “hermanos” del engendro son: Piramideo, Háblalosinmiedo, Singularidad y el recientemente fallecido “Zunzuneo”, todos con la misma misión: manipular la información y generar disgusto entre la juventud cubana para llevarlos a generar una “primavera árabe” como las que ensayaron con Libia, Siria y otros países “incómodos”.

De lo que no se quieren dar cuenta después de tantos años de derrotas, es que, más allá de la capacidad de la contrainteligencia cubana, está la decisión soberana de un pueblo, que de sobra conoce los modus operandi imperialistas para derrocar revoluciones y desestabilizar países que se oponen a sus intereses.

“Commotion” será otro fracaso, ya lo es desde el mismo momento en que dejó de ser secreto e involucró a Estados Unidos y su desprestigiada agencia de desestabilización, USAID, en su creación y financiamiento.

El discurso yanqui de “esperar cambios desde el gobierno cubano” para mejorar las relaciones con Cuba se cae a pedazos. No es el Gobierno cubano quien debe cambiar, es Estados Unidos quien debe revisar y dejar de aplicar su política injerencista en la decisiones soberanas de los pueblos, sean latinoamericanos, europeos, asiáticos o del medio oriente.

Anuncios

La ALBA tilda de “injerencista e ilegal” al “Twitter cubano” creado por EE.UU.

2014_4_19_iJi3iuxK7dQlkqPhi4ITcCaracas, 19 abr (EFE).- La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) repudió hoy el proyecto conocido como “Twitter cubano” supuestamente diseñado por la Agencia para el desarrollo de EEUU (USAID) para Cuba, por su carácter “subversivo, injerencista e ilegal”.

“ALBA-TCP repudia este nuevo proyecto subversivo, injerencista e ilegal contra nuestros pueblos, ejecutado con todas las características de una operación encubierta, que violó flagrantemente el derecho internacional y la soberanía nacional de Cuba”, declaró la organización en un comunicado.

A principios de mes, medios de prensa norteamericanos destaparon que Estados Unidos desarrolló a través de la USAID una especie de “Twitter cubano” para teléfonos móviles, de nombre “ZunZuneo”, para fomentar la disidencia entre jóvenes de la isla.

EEUU reconoce que existió dicho proyecto pero niega que el propósito fuera socavar al Gobierno cubano, algo que en La Habana denuncian como parte de la estrategia “subversiva” de Washington hacia la isla.

Para los integrantes de ALBA la creación de esta red social alternativa tenía como objetivo “crear situaciones de desestabilización para provocar el derrocamiento del orden político, económico y social de ese país”.

Por este motivo, exigen el “cese inmediato” de lo que definen como “ilegales e inmorales prácticas”.

El organismo, finaliza el comunicado, “condena enérgicamente esta nueva operación subversiva, a la vez que espera la colaboración por parte de los países cuyo territorio fue utilizado de forma ilícita por la USAID para agredir a Cuba”.

La Habana aseguró días después de estas revelaciones que seguirá adelante con su plan para ampliar y mejorar los servicios de comunicaciones a sus ciudadanos, en los que se incluye a internet.

La ALBA nació en 2004, impulsada tanto por el entonces presidentevenezolanoHugo Chávez, como por el líder cubano, Fidel Castro, como un mecanismo para la integración de los países de América Latina y el Caribe basada en la solidaridad y en la complementariedad de las economías nacionales.

En la actualidad la organización está integrada por Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, y Dominica.

Girón, primera derrota del imperialismo yanqui, pero no la última.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

Playa GirónAl conmemorarse 53 años de la victoria cubana contra la invasión mercenaria financiada y preparada por Estados Unidos, en Playa Girón, quiero comparar lo que sucedió en aquella epopeya gloriosa de la Revolución y lo que pasa hoy en América Latina.

La historia de Playa Girón, o Bahía de Cochinos como se le conoce en el mundo, es la misma de cualquier intervención yanqui en Latinoamérica: la intolerancia ante pueblos que deciden elegir su propio camino sin las recetas “made in USA”. Y el gobierno terrorista (autodenominado “gendarme mundial de la paz” no escatima medios ni cuestiona la legalidad de sus hechos, todo con el fin de asegurar su hegemonía en este y otros continentes.

Playa Girón (Bahía de Cochinos), lugar escogido por los sesudos de la CIA para crear una cabeza de playa y procurar luego la intervención armada directa de la gran potencia, no tenía una fuerte presencia militar cubana, solo había caseríos (comunidades) de carboneros y campesinos. Todo comenzó con el artero bombardeo de dos aeropuertos cubanos para neutralizar la entonces precaria aviación de guerra. Le siguió el desembarco de la llamada “Brigada 2506”, compuesta por 1500 efectivos, financiados, equipados y entrenados por el gobierno de los Estados Unidos. El material humano incluía de todo: ex miembros del ejército de Batista, torturadores, delincuentes y hasta varios “niños bien” de la defenestrada sociedad capitalista cubana. El material bélico era superior en calidad a los que poseía el ejército rebelde. Con todo y eso los mercenarios no pudieron aguantar ni 72 horas, los anticuados aviones cubanos pusieron fuera de combate a la aviación de apoyo yanqui y a los barcos que trajeron los invasores; las milicias cubanas, junto a tropas regulares del ejército y un batallón de la Policía Nacional Revolucionaria, cercaron y derrotaron a la tropa enemiga, ocupando todo el armamento y los medios de guerra. El punto final lo puso el Comandante en Jefe Fidel Castro cuando, desde un tanque SAU 100, hundió de un certero disparo al barco madre Houston. En los interrogatorios posteriores la mayoría de los mercenarios adujeron ser “cocineros” y no miembros de la tropa regular. También se dio el caso de una parte de los invasores que no desembarcaron y se regresaron a los Estados Unidos, episodio que la propia contrarrevolución miamense llamó “bojeo a Cuba”. Ésa es la historia resumida de la gran victoria cubana contra el imperialismo.

53 años después, los sucesivos gobiernos norteamericanos no han cejado en su empeño de subvertir la Revolución cubana y cualquier gobierno latinoamericano que se oponga a los intereses imperiales. Así aparecen denuncias de injerencia yanqui en Venezuela y Bolivia, a través del financiamiento de partidos políticos opositores y la generación de conflictos supuestamente internos, pero que han sido manejados desde las instituciones creadas por el departamento de Estado Norteamericano y la propia CIA, tales como USAID, NED, IRI y otra serie de engendros denominados Organizaciones No Gubernamentales.

En Venezuela, los recientes disturbios sociales que buscan la caída del Presidente Nicolás Maduro y la Revolución Bolivariana, presentan un panorama donde los instigadores, dirigentes opositores, tienen una comprobada relación con los servicios diplomáticos y de inteligencia de E.E.U.U., apoyados por millones de dólares provenientes de la potencia imperial, manejada por USAID financiando “líderes” y revuelta.

En Bolivia, habiendo fallado los intentos de desestabilización por desabastecimiento y el enfrentamiento de organizaciones sociales con el gobierno plurinacional, pretendieron la secesión del territorio nacional con la creación de un “Estado” aparte, la llamada “Media Luna”, utilizando mercenarios de origen extranjero y el apoyo de la oligarquía cruceña, pandina y beniana. Ahora la oposición boliviana busca desesperadamente que se acalle el juicio a los implicados en los casos de terrorismo, muy probablemente por mandato de sus amos gringos, que no desean ver en la palestra pública otro caso más de injerencia. Los que conocemos cómo funcionan los servicios de inteligencia yanqui y los métodos utilizados (Julian Assange y Snowden se han encargado de “ilustrar” al mundo), sabemos que detrás de todos los problemas de los países progresistas del planeta se encuentra la mano negra del gobierno de Estados Unidos, el cual necesita controlar los recursos y las sociedades para su propia supervivencia.

Regresando a Cuba, el caso de la red social “Zunzuneo” y su reciente puesta al descubierto, habla claramente de que USA no ha dejado de intentar interferir en los asuntos cubanos, que continúa con su política de debilitar a la Revolución cubana utilizando cualquier medio a su alcance: grupúsculos “disidentes” que se la pasan peleando por dinero y haciendo shows mediáticos fuera de Cuba, la TV Martí que nadie ve, “periodistas independientes” que no reportan nada verídico, y redes sociales que se inflan como globo y explotan estrepitosamente. ¿Y de dónde sale el dinero para financiar todos esos engendros? Del bolsillo de los norteamericanos, destinados por el Departamento de Estado para que USAID, NED, IRI, CIA, etc., lo malgasten en programas, proyectos y planes fallidos.

No entienden los imperialistas que Cuba no volverá a ser su colonia. No comprenden que los cubanos tienen una conciencia social suficientemente revolucionaria para determinar quién es el verdadero enemigo, para saber que puede haber carencias y problemas, pero que el futuro es más prometedor sin el capitalismo que con éste. Los cubanos saben leer y analizar lo que leen y ven, por eso cualquier intento de promover “primaveras árabes” o disturbios en Cuba fracasarán, por más millones de dólares que inviertan los imperialistas.

Como hace 53 años, un intento más de derrocar la Revolución cubana es vencido por la conciencia y la confianza de los cubanos en su sistema social: Playa Girón sigue presente.

Yoani + Berta = Mercenarias en la “madre patria” ¡Rediez!

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

“La pasta Manolo, la pasta…” (Frase de un traidor en ‘Elpidio Valdés’)

 

Berta Soler “la Dama de verde”, Reinaldo Escobar “el esposo de Yoani”, Elizardo Sánchez “el Camaján” y Yoani Sánchez “la cibermercenaria”, de izquierda a derecha.

Berta Soler “la Dama de verde”, Reinaldo Escobar “el esposo de Yoani”, Elizardo Sánchez “el Camaján” y Yoani Sánchez “la cibermercenaria”, de izquierda a derecha.

¡Vaya grupito!: Yoani Sánchez, Berta Soler, Elizardo Sánchez “el Camaján” y Reinaldo Escobar; a todos los une el amor al dinero yanqui, el apatridismo y el odio a un sistema social que favorece a las masas y perjudica a la oligarquía propietaria en cualquier lugar del mundo.

Se encontraron en Madrid en un evento venido a menos que reunió a varios mercenarios de origen cubano. Allí, la bloguera, la “dama” de blanco con alma negra (no me refiero a su color por si acaso) y cerebro verde, más los dos “camajanes vividores” dieron a conocer una declaración a la que denominaron “Por el reconocimiento de la legitimidad de la sociedad civil independiente cubana” en la cual pretenden mostrar internacionalmente que la llamada “disidencia” cubana está unida, lo cual es una reverenda mentira, primero porque los problemas intestinos de esos pequeños grupúsculos por el control del dinero proveniente de las arcas del Estado Norteamericano y protagonismo es notorio y a cada rato se destapan los olores de esa olla podrida que es la disidencia; y justo en la “Casa de las Américas” española se regó el hedor de las mezquinas discusiones entre “representantes” disidentes, empezando por Berta Soler quien cuestionó la representatividad de la cita, pues, según ella, faltaban personas con méritos suficientes para estar allí (se supone que esa “meritocracia” se basa en la cantidad de actos delincuenciales cometidos por los contrarrevolucionarios de marras en Cuba y la cantidad de mentiras dichas a los medios anticubanos), esto propició una discusión pública con el esposo de Yoani, Reinaldo Escobar, quien se cree representante de los llamados “periodistas independientes”, aunque la Soler (creyendo que estaba en el solar) le replicó que en Cuba hay “más periodistas independientes con mayor trayectoria, resultados y conocimientos que él.” No paró la señora de despotricar contra Yoani y sus acompañantes, sacando los trapos sucios entre grupúsculos, que cada vez están más sucios y a pesar de las sacadas al aire no terminan de orearse. Lo que se notó realmente en esa reunión de ratas es la falta de unidad y los verdaderos intereses monetarios de cada uno, porque la mención recurrente fue la falta de recursos financieros de unos contra la cantidad de dinero que manejan otros (¿con cuántos millones más provenientes de los bolsillos de los contribuyentes norteamericanos se conformará a estos empresarios de la subversión?). Por otro lado está la mínima minoría (redundante pero cierto) que habitan tales grupos, lo cual les afecta la credibilidad y legitimidad en el esfuerzo de demostrar que el pueblo de Cuba no está de acuerdo con la Revolución.

Los réditos de la farsa española (porque se celebró en España y los participantes en ella no pueden llamarse cubanos), son pírricos para la contrarrevolución y, una vez más, las peleas, desacuerdos y desunión de los traidores ha estado en el punto más alto (¿hasta dónde llegarán?) sin importar el lugar donde se reúnan.

Lastimosamente España ha prestado su territorio como escenario de la pataleta anticubana. Así, la península ibérica continúa reflejando la política injerencista de los Estados Unidos, violando los derechos del pueblo cubano, que, como nación, ha elegido un camino y se ha enfrentado a todos los peligros habidos y por haber para mantener el socialismo iniciado hace más de cinco décadas. Esa intromisión en los asuntos internos del pueblo cubano demuestran el poco respeto de la derecha española y europea por las decisiones soberanas de los pueblos latinoamericanos, a quienes, al parecer, nunca han dejado de ver como sus colonias, a pesar de haber tenido que huir de ellas a fuerza de machete y plomo. Lamentable imagen que da España y más lamentable aún el papel de los apátridas que, ante el desprecio de todo un pueblo, buscan los oídos extranjeros (los más reaccionarios) para lamentarse y llorar por un cambio que unos y otros saben que no se va a dar.

No olviden aquellos españoles que la revolución cubana comenzó con la lucha contra la metrópolis ibérica. No olviden los mercenarios que los cubanos desprecian a los traidores. En Cuba no se habla de “sociedad civil” porque no hay una sociedad militar, aunque el Presidente histórico, el actual y muchos otros usen uniforme con orgullo, porque representa una etapa de lucha triunfante contra dictadores y vendepatrias que nadie debe olvidar. Existe una sociedad socialista con problemas como todas (“No vivo en una sociedad perfecta, no pido que no se de ese nombre…” P. Milanés), pero la gran mayoría de los cubanos saben bien dónde está el enemigo y no permitirán que ningún gobierno extranjero subvierta la Revolución. A los tiempos antiguos de Batista no regresará Cuba, al neoliberalismo latinoamericano diseñado en USA no irá la isla rebelde jamás. Martí y Maceo nos miran. Yoani y compañía, no olviden nunca los años de la infancia y los dibujos animados que nos emocionaban y hacían rabiar a los españoles, v. g. Elpidio Valdés: “si están sanas tus costillas y no quieres verlas rotas, trágate tus palabrotas sucias de fango extranjero, que tu lengua, pendenciero, lame a los panchos las botas.”

ZunZuneo tiene nombre y apellidos

Por: Edmundo García.

zunzuneo2Cuando el pasado martes 8 de abril el Senador Patrick Leahy le preguntó claramente al administrador de la USAID Rajiv Shahen una audiencia en el Subcomité de Asignaciones del Senado de quién fue la idea para ZunZuneo.

Cuando el pasado martes 8 de abril el Senador Patrick Leahy le preguntó claramente al administrador de la USAID Rajiv Shahen una audiencia en el Subcomité de Asignaciones del Senado de quién fue la idea para ZunZuneo (“Who’s idea was it?”), el funcionario evadió responder certeramente (“I do not, specifically.”). La prensa norteamericana entendió que Shah había reconocido que no sabía (doesn’t know). Una muestra de mala administración, pues saberlo debió ser parte de su trabajo. O de falta de ética, porque si lo sabía era su deber decirlo en la audiencia senatorial.

Pero a pesar de esa respuesta y posteriores especulaciones, ZunZuneo tiene nombre y apellidos. Es algo que La Tarde se Mueve ha conocido a través de personas familiarizadas con el trabajo de la USAID. El primer gestor de ZunZuneo y de otros proyectos que se han desarrollado contra la soberanía cubana antes y después, es el gobierno norteamericano. Lo ha dicho el Comandante en Jefe Fidel Castro muchas veces: La causa de todos estos planes de agresión es histórica; consiste en la negativa de los gobiernos norteamericanos de ambos partidos a aceptar que una pequeña isla, situada a 90 millas de sus costas, sea libre e independiente en la determinación de sus destinos. En la edición de ayer jueves 10 de abril (http://latardesemueve.com/grabaciones) del programa La Tarde se Mueve el periodista Lázaro Fariñas recordaba este elemento histórico; que no debe perderse de vista ni siquiera cuando se hable de la “normalización” de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. El proyecto ZunZuneo viola la soberanía de la nación y viola los derechos de miles de cubanos cuyos teléfonos y datos personales fueron manipulados con fines políticos. Incluso en una relación de desigualdad, pues los cubanos podían enviar uno o dos mensajes de respuesta por día y estaban expuestos a recibir todos los que la otra parte estimara.

Daniel Ramos Fernández, Jefe de Seguridad de ETECSA, ha declarado que la empresa se encuentra investigando los hechos. Oficialmente no se ha dicho cómo los organizadores de ZunZuneo pudieron obtener los números telefónicos de los ciudadanos cubanos; pero esto solo pudo ser a través de una operación de inteligencia. Ya sea mediante un agente dentro de la propia entidad en la isla o mediante “hackeo” ilegal de la información. Un “hackeo” que a su vez pudo realizarse desde el extranjero, o desde alguna Embajada acreditada en La Habana que reciba servicios de ETECSA, y que entrara equipos sofisticados a través de valija diplomática en franca violación de las leyes de los dos países. Incluyendo la ley firmada por Bush en el 2003 que prohíbe obtener datos de los ciudadanos sin el consentimiento de estos. En los últimos tiempos proyectos como ZunZuneo han llegado a ser fundamentalmente obra del Departamento de Estado y en particular de la llamada agencia para la “ayuda” al desarrollo internacional, USAID. Al Departamento de Estado han ido a parar planes de subversión contra Cuba que antes manejaban agencias como la CIA; de ahí que a muchos haya llamado la atención el carácter de “Misión” encubierta o “discreta” que tenía ZunZuneo.

La revista Newsweek citó recientemente en este sentido a Fulton Armstrong, un alto ex funcionario de la CIA y la Casa Blanca y ex asesor de la Oficial Nacional de Inteligencia para América Latina, quien reconoció que efectivamente la actuación de la USAID en cuestiones que antes estaban en manos de secciones más especializadas y “serias” provocó comportamientos erráticos, a la larga corresponsables del estancamiento de la solución del caso del sub contratista norteamericano Alan Gross. Pero ZunZuneo tiene relación con nombres específicos; como son los de Adolfo Franco, José Cardenas y Mark Lopes.

Adolfo Franco, de origen cubano, es graduado de leyes en Creighton University (1983) y de historia en University of Northern Iowa (1980). Fue Administrador Adjunto para América Latina y el Caribe de la USAID, nombrado por George W. Bush en el 2001 y confirmado en el 2002. Gestionó el programa de asistencia extranjera con asignaciones de $ 1500 millones anuales para América Latina y el Caribe y participó en la gestión de tratados de libre de comercio en la región. Asesoró a Bush en política exterior y a la USAID en temas concernientes a Cuba, Colombia, Haití y Venezuela. En el 2008 asesoró la campaña presidencial de John McCain en temas relacionados con la comunidad latina.

José Cárdenas, también de origen cubano, fue Asistente de Administración de la USAID para América Latina y el Caribe durante el gobierno de George W. Bush. Dijo en una entrevista reciente que el elemento tecnológico era ya una de las prioridades mientras trabajaba con la USAID. Específicamente sobre ZunZuneo consideró que llegó a ser muy popular y consumir los fondos; pero que igual provocaba burlas entre personas que sabiendo a donde iba todo eso desde la vieja época en que se envenenaban tabacos y se preparaban crustáceos explosivos contra los líderes de la revolución, estaban por una vía  más realista de resolver los problemas de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. (http://interamericansecuritywatch.com/usaid-defends-cuban-twitter-program/)  Por su parte Mark Lopes, que la página oficial de la USAID (http://www.usaid.gov/who-we-are/organization/mark-lopes) muestra como su actual Subadministrador Adjunto para América Latina y el Caribe, fue miembro del equipo del Senador Bob Menéndez y trabajó como consejero en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que hoy preside el legislador de New Jersey. Si seguimos su trayectoria no es casual que Menéndez, en su más reciente discurso en el Senado (http://alongthemalecon.blogspot.com/2014/04/senator-zunzuneo-not-cockamamie-idea.html), haya dado una bienvenida de estrella de Hollywood al administrador de la USAID Rajiv Shah, aprobando de manera automática, sin necesidad de escuchar muchos argumentos, las acciones que esa agencia ha emprendido contra Cuba. Opino que las personas mencionadas, incluyendo al propio Senador Bob Menéndez, deberían testificar bajo juramento en una comisión creada a los efectos. Y si mienten, asumir las consecuencias que trae el perjurio. Los vínculos de estos personajes con la derecha cubanoamericana en Estados Unidos, tanto la que medra en Miami al estilo de Gus Machado y Jorge Mas Santos, como la que adula y conspira en los pasillos de Washington DC usando vectores como Otto Reich y el tan gastado Frank Calzón, muestran con precisión quiénes están detrás de ZunZuneo.

El Senador Patrick Leahy sabe todo esto, pero la disciplina partidista le lleva a ser serenamente discreto. Aunque como demostró en la audiencia del sub Comité de Asignaciones del Senado, la incompetencia de los funcionarios puede llevarlo al borde del desespero.

USAID: “Mejor afuera que adentro”.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

Los cubanos que accedían al servicio no sabían que contratistas norteamericanos recopilaban su información personal.

Los cubanos que accedían al servicio no sabían que contratistas norteamericanos recopilaban su información personal.

El proyecto de twitter, “Zunzuneo”, destapó la caja de Pandora de la injerencia norteamericana en Cuba, pero no solo allí. Como payaso de resorte salió al ruedo la verdadera cara de USAID, agencia que pretende ser percibida como una inocua organización de ayuda al desarrollo en países no afines al sistema imperialista made in USA, pero que en realidad es un poderoso instrumento dentro de la política subversiva de los Estados Unidos hacia determinados países latinoamericanos, digamos Cuba, Venezuela y Bolivia.

Ya no hay dudas, los hechos han sido confirmados una y otra vez incluso por medios de comunicación internacionales, como Associated Press, cuyo reporte acerca del caso “Zunzuneo” fue repetido por agencias de noticias y medios de todo el mundo.

zunzuneo1Las últimas revelaciones demuestran la justeza de la decisión de los países del ALBA, desde el año 2012, de expulsar a USAID de sus territorios, basados en el trabajo injerencista y subversivo que realiza la agencia federal yanqui en varios países de la región.

En Venezuela, por ejemplo, USAID ha gestionado más de 360 “becas” para representantes de partidos políticos, organizaciones sociales, universidades y proyectos políticos, todos de oposición al gobierno bolivariano, distribuyendo más de 11 575 509 dólares para este fin, que se orientan hacia el diálogo político, el debate público, la participación ciudadana y el entrenamiento y capacitación de líderes democráticos, o sea, a preparar los elementos desestabilizadores del Gobierno elegido por la mayoría del pueblo. En el país bolivariano USAID ha financiado a las organizaciones políticas: Primero Justicia, Un nuevo tiempo, Súmate, Acción Democrática, COPEI, Liderazgo y Visión, Transparencia Internacional, Instituto Prensa y Sociedad, Universidad Metropolitana (Muchos jóvenes participantes en los hechos violentos de estos meses provienen de esa universidad), la Alcaldía del Chacao (Leopoldo López es el alcalde), entre otros grupos y partidos opositores. Más de 7 millones de dólares ha invertido USAID financiando a tales elementos.

Bolivia es otro blanco de la agencia gringa: a través de la empresa estadounidense Casals & Associates, Inc. (C&A) distribuyó más de 13 millones de dólares entre 379 organizaciones, partidos políticos y proyectos no seguidores del Proceso de Cambio. Dicha empresa tiene profundas relaciones con el Departamento de Defensa, el Ejército, la Armada estadounidenses y organismos de subversión para otros países como la Oficina para Transmisiones a Cuba, la radio “La voz de América”, entre otros. La mayoría de los 13 millones de dólares se utilizaron en programas para reforzar gobiernos regionales (departamentales), crear enlaces entre grupos indígenas y estructuras “democráticas” (made in USA), ofrecer oportunidades económicas y desarrollo comunitario, educación cívica para líderes emergentes y la difusión de información; todo esto con el objetivo de debilitar al gobierno de Evo Morales y crear inestabilidad en el país.

USAID en Bolivia, a través de su Oficina para las Iniciativas de una Transición (OTI), apoyó abiertamente la autonomía de algunos departamentos en la llamada “Media Luna”, promoviendo el separatismo y la desestabilización del Estado Plurinacional en 2008. El Primero de Mayo de 2013, Bolivia anunció la expulsión de USAID de su territorio.

zunzuneo 3En Cuba, aunque no hay presencia física de ese engendro norteamericano, los servicios secretos imperialistas no han dejado de utilizar a USAID para subvertir el sistema social socialista establecido por el pueblo desde 1959. El “proyecto” Zunzuneo es una de las muestras de injerencia e intento de desestabilización de la Revolución cubana. El programa, una red de mensajería que debía llegar a cientos de cubanos, fue gestionado y financiado por USAID, según denunció recientemente la agencia de noticias AP. El plan de desarrollar un “twitter” cubano, que llegó a tener alrededor de 40 000 suscriptores (que no sabían que era una base de datos yanqui recopilando información privada e intentando manipularlos), fracasó por la incapacidad de la empresa contratista, Mobile Accord, financiada por USAID, para convertir al proyecto “Zunzuneo” en autosostenible e independiente de los Estados Unidos y, según USAID, porque se les terminó el dinero. El modus operandi de Zunzuneo era, primeramente, crear una red de suscriptores a los que se les enviarían mensajes y noticias sobre deportes, clima, música, publicidad, para luego pasar a mensajes de contenido político incitando a los cubanos a rebelarse contra el sistema social establecido.

Pero no todo se queda en ese fenecido proyecto. Ahora USAID, junto a la Oficina de Transmisiones a Cuba, está estructurando una red parecida a laque le ha denominado Piramideo. Esta es una “red de amigos” que permite a una persona enviar a sus “amigos” un SMS masivo por el precio de un solo mensaje. Y todavía se puede hablar de los otros proyectos: “Conmotion”, “Hablalosinmiedo”, “Singularidad”… todos creados para intentar derrocar a la Revolución cubana.

La USAID no es para nada una agencia no gubernamental dedicada a fomentar el desarrollo en los países latinoamericanos, es un brazo operativo del Departamento de Estado norteamericano y la CIA para manejar grandes fondos económicos y proyectos subversivos contra los países verdaderamente democráticos de la región.

La expulsión de USAID de Bolivia está plenamente justificada.

JJ Rendón, el estratega electoral de la derecha latinoamericana: nacido para mentir.

Tomado de: http://www.cubainformacion.tv/

Por: Laura Becquer Paseiro

Rendón. A pesar de todo, es el asesor de todos los perdedores.

Rendón. A pesar de todo, es el asesor de todos los perdedores.

¿Qué tienen en común las pasadas elecciones presidenciales en Venezuela, Honduras y El Salvador? Pues que los candidatos de la derecha fueron asesorados por Juan José Rendón Delgado, más conocido como JJ Rendón. Henrique Capriles (Venezuela), Juan Orlando Hernández (Honduras) y Norman Quijano (El Salvador), son solo algunos ejemplos de aspirantes presidenciales que recurrieron a los métodos de este polémico personaje especializado en la propaganda negra. Los servicios de JJ Rendón han sido demandados en al menos 27 tipos de campañas electorales en diversos países latinoamericanos, de acuerdo con sus propias cifras.

Su modus operandi es muy sencillo: no aceptar la derrota desconociendo los resultados desfavorables, llamar a “defender el voto en la calle”, e imbuir su “denuncia de fraude” en procesos legales cuyo único fin es dilatar los resultados oficiales en búsqueda de más tiempo y ayudar así a la conformación de un estado de caos político y de ingobernabilidad en el país en cuestión.

No fue casual lo sucedido en las últimas elecciones presidenciales en Venezuela cuando el candidato derechista Capriles no aceptó la derrota y conminó a sus seguidores a la calle. Como consecuencia fallecieron al menos 14 personas producto de la violencia, y como se conoce, hasta el sol de hoy, el conglomerado opositor sigue sin reconocer la decisión de la mayoría de los venezolanos que eligió a Nicolás Maduro como su presidente.

Una copia de lo acontecido en Venezuela fue lo que intentó llevar a cabo la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) en El Salvador. Salvando las distancias, en el caso salvadoreño, el representante de dicho partido, Norman Quijano, asesorado por JJ Rendón, no tuvo la misma resistencia. El show político de la Alianza duró solo 18 días. Tras un proceso legal de denuncias de supuesto fraude, tuvo que recoger y aceptar los resultados que dieron como ganador al candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Salvador Sánchez Cerén. En esta nación centroamericana también se llamó a “defender el voto en la calle”, pero como segundas partes nunca fueron buenas el proyecto violento fracasó.

JJ Rendón sobresale en el mundo del marketing político por acumular un historial de campañas desacreditadoras contra los contendientes de quienes pagan sus servicios. Sus montajes incluyen echar a andar un rumor con el objetivo de cambiar el estado de opinión en las contiendas electorales. Las historias que inventa conllevan además el uso de términos como narcotraficante, pederasta, drogadicto, etc., como intento de denigrar a sus contrincantes.

Otro de los métodos de este señor de vasta experiencia en la rumorología es difundir imágenes o documentos falsos a través de las redes sociales para crear un estado de opinión contrario a lo que sucede en la realidad. Como ejemplo de ello, el Gobierno venezolano lo acusó por divulgar un audio falso del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, cuyo fin era hacer regar la idea de que estaba secuestrado y con ello desmoralizar a los ciudadanos de cara a los comicios presidenciales de octubre del 2012.

En su país natal, Venezuela, JJ Rendón apoya varias causas con métodos no convencionales. Allí imparte gratuitamente el seminario El poder de uno, donde instruye estrategias de activismo político no solo contra el Ejecutivo Bolivariano, sino también contra otros gobiernos progresistas de la región.

A estos talleres asisten principalmente jóvenes. JJ Rendón tiene bien claro el papel de la juventud como fuente para lograr sus propósitos. Enviarlos a centros de liderazgo en Europa para que se formen y regresen luego como cabecillas funcionales a la maquinaria propagandística, forma parte también de sus técnicas. Como parte de la restructuración de Arena en El Salvador tras la derrota electoral, se tomó la medida de aplicar fondos para que jóvenes salvadoreños estudien en centros europeos.

Al historial de JJ Rendón se suma su matrimonio de larga data con la CIA, su asociación a grupos con sede en Miami y la Universidad de la Florida (EE.UU.), sus escándalos por estafas y su uso de la propaganda política como arma de desprestigio. El hecho de que el Congreso norteamericano haya izado la bandera de EE.UU. en honor a JJ Rendón en “reconocimiento” por sus 25 años de trabajo, es solo un ejemplo de su profunda relación con Washington.

Varios analistas políticos lo describen como un “inescrupuloso secuaz de la política”, e incluso llegan a compararlo como el nuevo Goebbels, creador de la propaganda nazi. Quizás la frase que mejor lo describa sea la pronunciada por él mismo en una ocasión cuando se justificó diciendo que “si todo es dentro de la ley, no tengo escrúpulos”.