Archivos Mensuales: septiembre 2014

Entre la admiración y la decepción.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

lineraVeo en un canal de televisión al Vicepresidente del Estado Plurinacional y hoy, también, candidato a la Vicepresidencia al lado del líder indígena originario boliviano Evo Morales.

Escucho sus respuestas y pienso que los opositores que piden “debate” lo hacen cruzando los dedos y murmurando bien adentro: “…que no acepte, que no acepte”.

Las palabras de Álvaro García Linera son bien pensadas, se toma unos segundos antes de responder, sin caer en la mala costumbre de tantos “líderes de opinión” bolivianos de soltar la lengua antes que el cerebro. Y las declaraciones que hace casi siempre son como las balas del francotirador, casi nunca fallan el blanco.

La entrevista de hoy fue larga, puedo decir que agotadora, sin embargo, cualquiera que lo viera o escuchara se convencería de que la propuesta del Movimiento al Socialismo encabezado por Evo y Álvaro es la única pensada en el bien del Estado Plurinacional y por supuesto, del pueblo.

En lo personal, no comprendo las alianzas con aquellos que siempre dieron la espalda a los pobres y oprimidos, quienes hoy son el centro de este y el futuro gobierno, esos que desde las clases medias altas se ocuparon de defenestrar el proceso de cambio porque iba en contra de sus intereses, pero jamás cuestionaría la decisión del líder, porque sus razones tendrá y espero siempre que sea para bien social.

García Linera ha respondido todas y cada una de las cuestiones que aborda la oposición como punta de lanza contra el MAS en el actual proceso eleccionario: demostró que el narcotráfico sí está siendo combatido por el Estado boliviano y dónde hay que buscar las fuentes del aumento o presencia de este mal en Bolivia, fuentes que pasan por el alto consumo y financiamiento permitido por los Estados Unidos de América, los paraísos fiscales donde se lavan los cientos de miles de millones de dólares norteamericanos a la vista y paciencia del gobierno gringo, los pocos controles fronterizos de los países vecinos, entre otras causas no menos importantes; desmontó el mito de la corrupción como un mal promovido por el actual Estado, cuando este es un fenómeno introducido desde la colonia y los mayores exponentes han sido aquellos que vendieron los recursos del país a intereses extranjeros y se beneficiaron con la venta ilegal de esos recursos del pueblo; y sobre todo, habló claramente acerca de los planes de gobierno, los proyectos de desarrollo, pero no como un deseo o promesa electoral, sino explicando la manera en que estas proyecciones van a hacerse posibles, sin afectar ningún sector. García Linera se comportó como un profesor, sin dejar margen a la duda, aclarando los puntos que pudieran no ser bien comprendidos, si los indecisos escucharon esta intervención, de seguro que el próximo 12 de octubre votarán por el binomio Evo-Álvaro y toda la lista, a pesar de que haya diferencias en cuanto a la aceptación de candidatos, porque todo será para consolidar el Proceso de Cambio.

Anuncios

Historia recurrente: todos contra el bloqueo y uno haciendo lo que le…

bloqueo-jpgEsta semana ha estado movida en la Organización de Naciones Unidas, los temas han ido desde la crítica a los fondos buitres que despedazan las economías periféricas, la necesidad de eliminar el armamento nuclear a favor de la paz internacional, el tema palestino y, como no puede faltar en ninguna de estas reuniones, la condena cuasi unánime contra el bloqueo genocida que mantiene dinosáuricamente desde la década del sesenta, Estados Unidos contra Cuba.

La historia de estos debates en el organismo “de regulación” mundial es recurrente. Año tras año, en espiral creciente, los países miembros del ente multinacional condenan el bloqueo económico y comercial que la potencia imperial norteña le ha aplicado a la pequeña isla por el delito de oponerse a ser una estrella más en su bandera plagada de posesiones coloniales.

Este bloqueo, que algunos pronorteamericanos llaman eufemísticamente “embargo”, hasta la fecha ha causado a los cubanos una pérdida de más de un billón 112 mil 500 millones de dólares, lo cual repercute fuertemente en los programas de salud, educacionales, de investigación, sociales, de viviendas y un largo etcétera de cuestiones que no avanzan como desean los propios habitantes de la mayor de las Antillas y que algunos apátridas, descerebrados y progringos insisten en culpar por ello a las autoridades nacionales cubanas.

Tantas miradas no pueden estar equivocadas, reza un viejo proverbio, y no es casual que, año tras año, la mayoría de los países se pronuncien a favor de levantar la arcaica medida “unilateral” de Estados Unidos y permitir que Cuba comercie con quien desee según sus decisiones soberanas y libres. No obstante, el gigante norteño, una y otra vez, hace oídos sordos, se compra un par de conciencias para que le acompañen en su irrespetuoso actuar frente a la comunidad internacional, y hace… lo que le da la gana, en este caso mantener y aun recrudecer el genocida, anacrónico, injusto e ilegal (son términos utilizados por los mandatarios en la ONU) bloqueo económico al país de los “históricos barbudos”.

Lo que sucederá el próximo 28 de octubre es conocido, como volver a ver “Titanic”: una aplastante mayoría de países unidos en la Asamblea General de la ONU votarán contra el bloqueo y un país, uno solo, Estados Unidos de Norteamérica, arrullado por un par de cómplices venales, casi siempre Israel y algún que otro país pequeño chantajeado en su necesidad de obtener créditos foráneos para sobrevivir, mantendrá su geróntica posición, aunque ya sabe que de ello no sale ningún fruto, sino un rechazo total a su política de doble rasero, que por un lado dice defender la democracia, la paz y la vida, mientras que por el otro destruye o intenta destruir pueblos enteros a través de las armas sofisticadas de exterminio masivo y de sanciones económicas que los ahoguen en necesidades reales o ficticias.

Particularmente no creo que esta cuestión vaya a dar un giro significativo. Norteamérica, herido en su amor propio colonialista, nunca va a soportar que un país, para colmo pequeño, decida su destino fuera de las presiones neoliberales y neocoloniales a solo pocos kilómetros de su imponente geografía física, económica, política y militar.

Tuto – Doria: los horizontes del campo político

Tomado de “La Época”

por: Idón Moisés Chivi Vargas

El desafío…

tuto_doriaTuto Quiroga revelando que Doria Medina esta asesorado por los marketineros de Goni en las elecciones del 2002, ha erguido la batida mediática que necesitaba para asustar y desplazar a Doria y que Doria necesita ­—aun sin saberlo—, para salir de la congeladora en que lo puso el affaire Jaime Navarro.

Pero lo que realmente llamó la atención, es el desafío –caballeresco- del mismo Tuto a “debatir” con Doria sobre ¿quién es más funcional al MAS?, desafío que muy pronto encontró respuesta positiva. Samuel puso fecha y lugar: el 28 de septiembre en la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP).

Se llevará a cabo? no lo sé, pero por lo visto Jimena Costa está gestionando que ese encuentro no se realice por el “bien de ambos”. Llama la atención que Tuto ponga como eje de debate ¿Quién es más funcional al MAS? Y no ¿Cuál de los dos tiene el mejor programa de gobierno para el país?

Llama la atención –también- que los amigos de ayer, hoy se pongan frente a frente, como si no hubieran sido cómplices en el proceso de “privatización”, y que se conoce como la primera ola del saqueo neoliberal.

Algo de historia

Tuto Quiroga fue Subsecretario de Inversión Pública y Cooperación Internacional del Ministerio de Planeamiento dirigido por Samuel Doria Medina, ambos fueron miembros del equipo negociador ante el Club de Paris (noviembre de 1991) para lograr un préstamo de 560 millones de $us, para ello Doria Medina se comprometió privatizar –inclusive- el Banco Central de Bolivia (cosa que no ocurrió –felizmente-, sino ahora estaríamos con nuestra economía dolarizada como en el Ecuador). En el haber de Tuto están el D.S. 22836 del 14 junio de 1991 y la Ley 1330 de Privatización del 24 de abril de 1992, origen de la destrucción de las empresas estatales en Bolivia.

Tuto cerró su paso por el MIR-ADN en calidad de Ministro de Finanzas (1992-1993), el “más joven” del país solía decir su padre putativo Hugo Banzer.

Los ríos de sangre se cruzaron, los principios fueron echados al olvido y los muertos de la Harrington convertidos en adornos de museo político para recordatorio anual de esa peligrosa especie de arrepentidos.

La segunda ola del saqueo es la que corresponde a la “capitalización” (Ley 1544 del 21 de marzo de 1994) promulgada por Goni pero prohijada por Jaime Paz, Samuel Doria Medina y el mismísimo Jorge Quiroga Ramírez mediante Ley 1473 de 1º de abril de 1993 de Necesidad de Reforma de la CPE, y que le permitiría a Goni modificar la Constitución y abrir los candados que protegían a las empresas estratégicas de la voracidad transnacional y el latrocinio político (marzo de 1994).

Todo este proceso está cargado de coimas, maletines negros y carros de lujo regalados en la puerta del legislativo.

Jaime Paz Zamora privatizó las empresas que eran de las Corporaciones Regionales de Desarrollo (60 en total en los nueve departamentos, más 32 del ejército), no lo hizo solo, recibió el apoyo militante de la ADN.

Goni privatizó las empresas estratégicas (YPFB, COMIBOL, ENDE, ENFE, ENTEL y el LAB), pero no lo hizo solo, recibió el “invalorable” apoyo de Juan del Granado, para ese tiempo todavía del Movimiento Bolivia Libre (MBL).

Miristas, adenistas, emeneristas y emebelistas constituyen un círculo político donde manda el axioma “no pisarse la manguera entre bomberos”. Los ucesistas, condepistas y eneferistas son acompañantes tardíos de estos negociados, pero cómplices igual.

Aun hoy, muchos de ellos caminan por las calles como si nada hubiera pasado, como si no tuvieran nada que ver con la historia del saqueo y como si nunca hubieran firmado nada contrario al país.

Por ello la privatización (1992) y capitalización (1994) son dos eufemismos que taparon el negocio más nauseabundo de la historia económica en Bolivia.

El campo político

Este es el panorama que nos tiene que servir de base para comprender el presente electoral y las coyunturas mediáticas que se organizan en torno a Doria – Tuto y en algo Juan…

Sería ingenuo admitir que Tuto y Doria están en veredas contrarias, ni siquiera Juan lo está, son lo mismo, con distintos colores de bandera y programas que varían en las formas más no en el fondo.

Provienen de la misma matriz ideológica y comparten el mismo padrino gringo. Por ello miran a la empresa privada como predestinada al éxito y el Estado como mal administrador predestinado al fracaso.

El programa de Tuto es elocuente al respecto: “El desafío histórico recaerá en los empresarios privados y su imaginación innata para competir en el mercado internacional”. ¿Imaginación innata? Quién les ha hecho creer a los autores del documento que los empresarios tienen la bendición darwiniana para los negocios? ¿Quién les ha hecho creer que sin transnacionales –se sobreentiende, algo mejor que las empresas nacionales-, no se puede vivir? Semejante modelo de auto-desprecio solo puede explicarse por su falta de vocación nacionalista y su mentalidad dependiente.

Doria Medina no se queda atrás, por el contrario confirma lo anterior, en su programa de gobierno señala que: “El motor del Plan Bolivia Progresa será mantener y aumentar la tasa de crecimiento de la economía, lo que sólo puede lograrse con una inteligente y fuerte inversión público-privada. Para asegurar que la inversión esté adecuadamente protegida y al mismo tiempo ofrezca suficientes retornos al Estado, debemos promover ‘alianzas público privadas’ en diferentes campos de la economía que, a diferencia de las empresas estatales mal concebidas y peor realizadas que prefiere el Gobierno, desaten sinergias productivas que permitan que la empresa privada haga lo que mejor sabe hacer bajo control y con la participación de nuevas entidades técnicas estatales” (Pág. 32)

Para el proceso de privatización en los noventa, el ardid narrativo decía que las empresas eran corruptas y deficientes por definición, para salvar a esas empresas había que privatizarlas y el capital privado iba a generar inversiones y fuentes de empleo. Esa hegemonía semántica neoliberal echaba loas a la iniciativa privada y volcaba lodo sobre la empresa estatal, la construcción mediática manejaba esa dicotomía como núcleo legitimador de la Doctrina del Shock (Naomi Klein).

Hoy Doria Medina y Tuto Quiroga ofertan exactamente lo mismo que ofertaban en los noventa, nos están diciendo que las empresas estatales están condenadas al fracaso y que la única salvación es el capital transnacional, encubierto tras la nomenclatura “inversión privada-inversión estatal”.

Si en el campo económico no tienen diferencias, ¿qué diferencias pueden tener en el campo político?

Por ello tienen que “fabricar” coyunturas mediáticas, para calentar un ambiente ya congelado en sus propias encuestas.

Es urgente para los marketineros de estos dos amigos, organizar una sensación térmica propicia para encarar la última etapa electoral y preparar el escenario post electoral.

Para lograrlo necesitan una amplia base de aliados con estructura mediática y por lo visto el jueves 18 lograron descongelar el ambiente.

Al fin y al cabo, los medios también necesitan caldear el ambiente electoral, para darle sentido a estas últimas semanas de proselitismo.

Horizontes…

De este modo, el “horizonte de visibilidad” (Zavaleta) se abre a dos lecturas, una primera que son las elecciones del 12 de octubre y una segunda la recomposición de la derecha post 12 de octubre.

El 12 de octubre y con la victoria asegurada será puesta, a prueba de fuego, el esfuerzo de cada candidata y candidato del MAS, pues much@s de ellas y ellos están esperando que Evo y Álvaro los jalen como por arte de magia y no es así.

En este contexto la tarea de las candidatas y candidatos es socializar el programa de gobierno, un programa que acelera el proceso de industrialización y la redistribución de la riqueza producida socialmente.

Ese proceso de socialización no puede ser obra fortuita de caravanas y casas de campaña sino la acción consciente y expresada de lo que se piensa hacer hasta el 2020, partiendo por la reducción de la pobreza hasta las relaciones internacionales, pasando por el proceso de industrialización.

Y ello es así, porque después del 12 de octubre se vienen las elecciones de Gobernaciones y Municipios donde consolidar territorialmente el peso de la revolución, no es una tarea, es una obligación nuclear.

Por su lado, la derecha en sus tres variedades tiene un solo camino: Sufrir la derrota y transitar la crónica de una muerte anunciada. Posteriormente pueden o no, armar su recomposición. Tendrían que hacerlo sobre nuevos paradigmas, dejando el neoliberalismo y haciendo una nueva metáfora del poder, más igualitaria, más comprometida con la conciencia del pueblo. Pero eso no podrán hacerlo ni Doria, ni Tuto, ni Juan, estos tres representan a la burguesía enana y oligarquía birlocha que hoy está en estado de decrepitud y senilidad que no tiene remedio.

Su desafío por tanto no es electoral, es histórica, lo lograran no lo sé, ni me importa.

Lo que si me importa, es la trayectoria y profundidad del voto indígena, nacional y popular, pero eso ya es materia de otro artículo, por hoy lo escrito, escrito está.

Debate… ¿Cuál debate?

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

alvaro evoEl proceso eleccionario presidencial en Bolivia está en marcha, aun mucho antes de que se diera luz verde a las campañas. El Movimiento Sin Miedo (MSM) comenzó embanderando la Plaza España de La Paz y poniendo carteles con referencias a que hay gente con miedo y gente sin miedo (eufemismos de campaña). Doria Medina arreciaba el gasto publicitario de sus “CITES” y la “responsabilidad social” de su empresa crecida con fondos mal habidos SOBOCE. Por su parte, Jorge “Tuto” Quiroga, expresidente que no hizo nada sobresaliente por Bolivia, aparte de continuar las políticas privatizadoras de sus antecesores, comenzaba a salir en los medios (su delgadez y falso carisma lo convierten en una figura mediática para esas clases y desclases que sueñan con la vida de las modelos) criticando las acciones del Gobierno Plurinacional.

Ahora, en plena guerra de campañas, en un “todos contra todos” que no pudieron evitar ni siquiera los intereses gringos, cada candidato clama por “debatir”.

Pero si estudiamos los “planes de gobiernos” de toda la horda opositora en contra de Morales, no se encuentra nada innovador ni verdaderamente desarrollador del país, al menos nada que favorezca realmente al pueblo. La mayoría de los planteamientos en esos dizque planes de gobierno son puros enunciados de esperanzas populares añejas que nunca fueron resueltas por quienes ahora militan en la furibunda oposición boliviana y una buena parte de las propuestas ya están plasmadas en la llamada “Agenda Patriótica 2025” impulsada por el gobierno de Evo Morales para acabar con la pobreza y en la cual se trabaja desde hace tiempo con los recursos naturales recuperados por las nacionalizaciones, los programas Mi Agua, Evo Cumple, la electrificación y la dotación de gas domiciliario a la mayor parte de la población, junto a la construcción y readecuación de la red vial, son solo algunos ejemplos de lo que ha hecho el gobierno actual y de las perspectivas a mediano y largo plazos.

Por eso tanto el Presidente Evo Morales, como el Vicepresidente y otra vez compañero de fórmula, Álvaro García Linera, han declinado tener un debate infructuoso con cualquiera de los candidatos opositores, ya que estos solo buscan centrarse en acusaciones y ofensas, como lo han estado haciendo incluso en ausencia de los candidatos “oficialistas”. No hay vez que entrevisten a Tuto, Doria Medina, Juan del Granado, Adriana Gil o Suárez en que estos no se centren en criticar al gobierno por todo y por nada y acusar al Presidente y Vicepresidente de ser “corruptos y narcotraficantes” sin mostrar ni una sola prueba convincente.

Pero el tema de “debatir” trasciende las diferencias entre opositores y oficialistas, sino que entre los mismos opositores se atacan y contraatacan, rociándose de denuncias y ofensas junto a invitaciones para debatir. Así, Tuto Quiroga emplaza a Doria Medina, mientras que este último alega que solo debatiría con candidatos que estén “peleando” la presidencia, refiriéndose a que en las encuestas él marcha muy por delante de Quiroga. Bajo esa lógica justifica completamente la posición de Evo y Álvaro de no debatir, ya que estos les llevan (según esas mismas encuestas) más de 40 puntos porcentuales de ventaja, visto de ese modo, no hay nada que debatir.

Recientemente la televisora oligárquica Cadena A lanzó al aire un “programa de debates” entre los candidatos, al cual solo asisten los opositores. Este programa, según lo hasta ahora visto, no es un programa de debates, es un programa de relaciones públicas en el que los invitados presidenciables y demás van a hablar y hablar de sus ideas (que no intenciones) de “rehacer el país” y, por supuesto, van a lanzar sus acusaciones y ofensas a Evo Morales y a Álvaro García Linera.

Entonces, ¿de qué debates estamos hablando?

Bolivia es un país donde la oposición es más mediática que efectiva, teniendo en cuenta que la mayoría de los medios de comunicación dependen de los recursos económicos erogados por las oligarquías y que en la realidad no hay verdaderas propuestas sobre la mesa que superen las expectativas populares de construir un Estado popular (los gringos obligan a sus voceros de la oposición a llamarle “populista”) que redistribuya la riqueza nacional de una manera más equitativa, que no se vendan los recursos naturales a intereses extranjeros, que los bolivianos tengan plena dignidad y soberanía en sus decisiones.

El discurso precampaña y de campaña opositor se ha basado en los ejes de la corrupción, el narcotráfico, mal manejo económico y autoritarismo. Tales enunciados son perfectamente desmontables a la luz de una realidad: cada día aparecen en la prensa reportes de desmantelamiento de bandas de narcotraficantes, procesos judiciales contra acusados de corrupción, sean opositores o miembros del partido de gobierno; en estos casos uno se pregunta: ¿antes no había corrupción, no había narcotráfico? Pues claro que había, solo que los medios, bien pagados por los intereses de la derecha gobernante, silenciaban esos hechos. Y respecto al manejo económico y autoritarismo, es más que evidente el hecho de que hay más “gente de pueblo” luciendo autos de último modelo (lo cual habla claramente de un aumento en las economías familiares y el poder adquisitivo) y que las decisiones gubernamentales son frecuentemente cuestionadas y hasta modificadas por la acción popular. Entonces tampoco hay autoritarismo.

Todo lo anterior justifica que no hay razones para que los candidatos oficialistas, cuyo gobierno sí ha hecho mucho por el pueblo, por los humildes, por esos que nunca pudieron ni siquiera pisar la acera del Palacio Quemado, vayan a discutir nada con aquellos que solo buscan regresar a los años en que Doria Medina, Jorge Quiroga y todos sus acólitos vendían la República y se llenaban los bolsillos con la plata mal habida. (Me dicen que hay originarios candidateando y apoyando a los opositores) Bueno, de los traidores hablamos en otro artículo.

Cuba tiene el mejor sistema educativo de América Latina y del Caribe

Por: Salim Lamrani

Informe del Banco Mundial “Profesores excelentes. Cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe”

educacion_cubaEl Banco Mundial acaba de publicar un informe revelador sobre la problemática de la educación en América Latina y el Caribe. Titulado Profesores excelentes. Cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe, el estudio analiza los sistemas educativos públicos de los países del continente y los principales retos a los que se enfrentan.

Según el Banco Mundial, “ningún sistema escolar latinoamericano, con la posible excepción del de Cuba”, tiene parámetros mundiales.

En América Latina, los profesores de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) constituyen un capital humano de 7 millones de personas, o sea el 4% de la población activa de la región, y más del 20% de los trabajadores técnicos y profesionales. Sus salarios absorben el 4% del PIB del continente y sus condiciones de trabajo varían de una región a otra, incluso dentro de las fronteras nacionales. Los profesores, mal remunerados, son en su mayoría mujeres –un promedio del 75%- y pertenecen a las capas sociales modestas. Además, el cuerpo docente supera los 40 años de edad y se considera que está “envejecido”. 2

El Banco Mundial recuerda que todos los gobiernos del planeta escrutan con atención “la calidad y el desempeño de los profesores”, a la hora en que los objetivos de los sistemas educativos se adaptan a las nuevas realidades. Ahora, el eje se coloca en la adquisición de competencias y no sólo en la simple acumulación de conocimientos.

Las conclusiones del informe son implacables. El Banco Mundial enfatiza “la baja calidad promedio de los profesores de América Latina y el Caribe”, lo que constituye el principal obstáculo al avance de la educación en el continente. Los contenidos académicos son inadecuados y las prácticas ineficientes.

Poco y mal formados, los profesores consagran apenas el 65% del tiempo de clase a la instrucción, “lo que equivale a perder un día completo de instrucción por semana”. Por otra parte, el material didáctico disponible sigue siendo poco utilizado, particularmente las nuevas tecnologías de información y comunicación. Además, los profesores no logran imponer su autoridad, mantener la atención de los alumnos y suscitar la participación.

Según la institución financiera internacional, “ningún cuerpo docente de la región  puede considerarse de alta calidad en comparación con los parámetros mundiales”, con la notable excepción de Cuba.

El Banco Mundial señala que “en la actualidad, ningún sistema escolar latinoamericano, con la posible excepción del de Cuba, está cerca de mostrar los parámetros elevados, el fuerte talento académico, las remuneraciones altas o al menos adecuadas y la elevada autonomía profesional que caracterizan a los sistemas educativos más eficaces del mundo, como los de Finlandia, Singapur, Shanghái (China), República de Corea, Suiza, Países Bajos y Canadá”.

En efecto, sólo Cuba, donde la educación ha sido la principal prioridad desde 1959, dispone de un sistema educativo eficiente y de profesores de alto nivel. El país antillano no tiene nada que envidiar a las naciones más desarrolladas. La isla del Caribe es además la nación del mundo que dedica la parte más elevada a la educación con un 13% del presupuesto nacional.

No es la primera vez que el Banco mundial elogia el sistema educativo de Cuba. En un informe anterior, la organización recordaba la excelencia del sistema social de la isla:

“Cuba es internacionalmente reconocida por sus éxitos en los campos de la educación y la salud, con un servicio social que supera el de la mayor parte de los países en vías de desarrollo y en ciertos sectores se compara al de los países desarrollados. Desde la Revolución Cubana en 1959 y el subsecuente establecimiento de un Gobierno comunista con partido único, el país ha creado un sistema de servicios sociales que garantiza el acceso universal a la educación y a la salud, proporcionado por el Estado.

Este modelo ha permitido a Cuba alcanzar la alfabetización universal, erradicar ciertas enfermedades, acceso general al agua potable y salubridad pública de base, una de las tasas de mortalidad infantil más bajas de la región y una de las más largas esperanzas de vida. Una revisión de los indicadores sociales de Cuba revela un mejoramiento casi continuo de 1960 hasta 1980.

Varios indicadores principales, como la esperanza de vida y la tasa de mortalidad infantil, siguieron mejorando durante la crisis económica del país en los años 90 […]. En la actualidad la prestación social de Cuba es una de las mejores del mundo en vías de desarrollo, como documentan numerosas fuentes internacionales, incluidas la Organización Mundial de la Salud, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y otras agencias de la ONU, y el Banco Mundial. […]

Cuba supera ampliamente a la vez a América Latina y el Caribe y a otros países con ingreso intermedio en los indicadores principales: educación, salud y salubridad pública”.

El Banco Mundial recuerda que la elaboración de buenos sistemas educativos es vital para el porvenir de América Latina y el Caribe. Subraya también el ejemplo de Cuba, que ha alcanzado la excelencia en este campo y es el único país del continente que dispone de un cuerpo docente de alta calidad. Estos resultados se explican por la voluntad política de la dirección del país caribeño de ubicar a la juventud en el centro del proyecto de sociedad, dedicando los recursos necesarios a la adquisición de saberes y competencias.

A pesar de los recursos limitados de una nación del Tercer Mundo y el estado de sitio económico que le impone Estados Unidos desde hace más de medio siglo, Cuba, basándose en el adagio de José Martí, su Apóstol y Héroe Nacional, “ser culto para ser libre”, demuestra que una educación de calidad está al alcance de todas las naciones.

Prensa Boliviana destaca participación de Evo Morales en foro de ONU

130703043313_evo_morales_bolivia_304x171_reutersLa Paz, 22 sep (PL) La participación del presidente boliviano, Evo Morales, en la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas en la sede de la organización de Naciones Unidas (ONU) acapara titulares hoy en los principales medios de prensa del país.

Morales partió la víspera hacia la ciudad estadounidense de Nueva York, sede de la ONU, con una agenda que incluye la inauguración de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas, donde será la figura más destacada.

La mayoría de los medios impresos y los noticieros de radio y televisión se hacen eco de la visita del jefe de Estado, destacado promotor de la defensa de los pueblos originarios del país y del mundo.

El mandatario boliviano será la voz del Grupo de los 77 más China en el referido foro, y también representará a los ocho miembros del Tratado de Cooperación Amazónica, a los pueblos originarios y a los parlamentarios indígenas de Latinoamérica.

Como parte de su agenda, Morales dialogará hoy con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la administradora del programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Helen Clark, y los presidentes de Egipto, Venezuela, Palestina y Colombia.

Mañana, el dignatario boliviano participará en la Cumbre del Clima, conversará con el presidente de Austria y tendrá más contactos con otras autoridades internacionales.

El miércoles, según trascendió acá el presidente boliviano será uno de los oradores del 69 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, la cual se inaugurará ese mismo día.

En esa misma jornada y antes de regresar a Bolivia para continuar su campaña en busca de la reelección, el mandatario se entrevistará con los presidentes del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial.

Morales busca un segundo mandato al frente del Estado Plurinacional ante cuatro candidatos opositores, a los cuales saca, según las encuestas, amplia ventaja en la preferencia del electorado.

Ante el pedido de la OMS, Cuba anunció que enviará 165 médicos a África Occidental para ayudar en la batalla contra el virus ébola.

Tomado de EL UNIVERSAL

Viernes 12 de septiembre de 2014

Medicos cubanos en Africa Londres/Ginebra.- El número de nuevos casos de ébola en África Occidental se está incrementando más rápido de lo que las autoridades pueden manejar, dijo el viernes la Organización Mundial de la Salud(OMS), que renovó su pedido por más trabajadores sanitarios que puedan viajar a la región para prestar asistencia.

Tras anunciar que la cifra de muertos se elevó a más de 2.400 personas de los 4.784 infectados, la directora general de la OMS, Margaret Chan, dijo que el enorme alcance de la epidemia -especialmente en los tres países más afectados: Guinea, Liberia y Sierra Leona- requiere una formidable respuesta de emergencia, reseñó Reuters.

Sarah Crowe, portavoz de UNICEF, dijo que la agencia de la ONU para la infancia estaba usando formas innovadoras para frenar la epidemia, como decirle a la gente que “use cualquier medio a su alcance, como bolsas de plástico, para cubrirse si tienen que ocuparse de miembros enfermos de su familia”.

“Los centros de tratamiento de ébola están repletos y solo hay tres en el país. Las familias necesitan ayuda para buscar nuevas formas de afrontar esto, ocuparse de sus seres queridos y darles cuidado sin exponerse a la infección”, comentó por vía telefónica desde Monrovia.

Los sobrevivientes de la enfermedad, que son inmunes a la reinfección, están siendo usados para cuidar de los miles de  hijos de supuestos afectados de ébola. Unos 2.000 niños han perdido a uno o a sus dos padres solo en Liberia, señaló Crowe.

“Es surrealista, hay una sensación en todas partes de que el virus se está tomando el país entero”, afirmó Crowe. “No tenemos socios suficientes sobre el terreno. Muchos liberianos dicen que se sienten abandonados”.

Chan dijo que las promesas de equipos y dinero están llegando, pero se necesitan entre 500 y 600 expertos extranjeros y al menos 1.000 trabajadores locales sobre el terreno.

“El número de nuevos pacientes se mueve más rápido que la capacidad de atenderlos”, indicó.

Cuba enviará doctores.

Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública de Cuba, anunció que su país enviará 165 trabajadores de la salud para ayudar en la batalla, el mayor contingente de doctores y enfermeros foráneos comprometidos hasta la fecha.

La jefa de la OMS dijo que el número real de muertos es probablemente bastante superior a la última cifra de 2.400.

Las tasas de infección y muerte han sido especialmente altas entre los trabajadores sanitarios, expuestos a cientos de pacientes sumamente infecciosos que pueden contagiar a otros a través de fluidos corporales como sangre o excrementos.

La OMS advirtió que podría haber hasta 20.000 casos en la región antes de que la epidemia pueda ser controlada.

En una pequeña luz de esperanza, la OMS informó que ocho distritos que habían sufrido casos previos de ébola -cuatro en Guinea, tres en Sierra Leona y uno en Liberia- llevaban tres semanas sin reportar nuevos casos.