Entre la admiración y la decepción.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

lineraVeo en un canal de televisión al Vicepresidente del Estado Plurinacional y hoy, también, candidato a la Vicepresidencia al lado del líder indígena originario boliviano Evo Morales.

Escucho sus respuestas y pienso que los opositores que piden “debate” lo hacen cruzando los dedos y murmurando bien adentro: “…que no acepte, que no acepte”.

Las palabras de Álvaro García Linera son bien pensadas, se toma unos segundos antes de responder, sin caer en la mala costumbre de tantos “líderes de opinión” bolivianos de soltar la lengua antes que el cerebro. Y las declaraciones que hace casi siempre son como las balas del francotirador, casi nunca fallan el blanco.

La entrevista de hoy fue larga, puedo decir que agotadora, sin embargo, cualquiera que lo viera o escuchara se convencería de que la propuesta del Movimiento al Socialismo encabezado por Evo y Álvaro es la única pensada en el bien del Estado Plurinacional y por supuesto, del pueblo.

En lo personal, no comprendo las alianzas con aquellos que siempre dieron la espalda a los pobres y oprimidos, quienes hoy son el centro de este y el futuro gobierno, esos que desde las clases medias altas se ocuparon de defenestrar el proceso de cambio porque iba en contra de sus intereses, pero jamás cuestionaría la decisión del líder, porque sus razones tendrá y espero siempre que sea para bien social.

García Linera ha respondido todas y cada una de las cuestiones que aborda la oposición como punta de lanza contra el MAS en el actual proceso eleccionario: demostró que el narcotráfico sí está siendo combatido por el Estado boliviano y dónde hay que buscar las fuentes del aumento o presencia de este mal en Bolivia, fuentes que pasan por el alto consumo y financiamiento permitido por los Estados Unidos de América, los paraísos fiscales donde se lavan los cientos de miles de millones de dólares norteamericanos a la vista y paciencia del gobierno gringo, los pocos controles fronterizos de los países vecinos, entre otras causas no menos importantes; desmontó el mito de la corrupción como un mal promovido por el actual Estado, cuando este es un fenómeno introducido desde la colonia y los mayores exponentes han sido aquellos que vendieron los recursos del país a intereses extranjeros y se beneficiaron con la venta ilegal de esos recursos del pueblo; y sobre todo, habló claramente acerca de los planes de gobierno, los proyectos de desarrollo, pero no como un deseo o promesa electoral, sino explicando la manera en que estas proyecciones van a hacerse posibles, sin afectar ningún sector. García Linera se comportó como un profesor, sin dejar margen a la duda, aclarando los puntos que pudieran no ser bien comprendidos, si los indecisos escucharon esta intervención, de seguro que el próximo 12 de octubre votarán por el binomio Evo-Álvaro y toda la lista, a pesar de que haya diferencias en cuanto a la aceptación de candidatos, porque todo será para consolidar el Proceso de Cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s