¿Problema fabricado… a quién favorece?

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

corea eeuuPosiblemente la primera autoprovocación para que Estados Unidos ejerciera el control de alguna parte del mundo, fue la explosión del acorazado Maine, en el puerto de La Habana en 1898, cuando los cubanos ya le tenían ganada la guerra al colonialismo español y los yanquis intervinieron para no permitir la independencia de la isla. Luego hubo el incidente de Hull, que utilizaron los ingleses para fomentar una represión contra Rusia, en 1904. El hundimiento del crucero Lusitania justificó a los Estados Unidos entrar en la I Guerra Mundial. La Alemania nazi fundamentó la invasión de Polonia en 1939 tras un montaje donde soldados alemanes disfrazados de polacos atacaron una emisora de radio en Gleiwitz. En 1964 Estados Unidos dijo que fuerzas norvietnamitas habían atacado a unidades navales yanquis en el Golfo de Tonkin, para acomodar la opinión pública a la idea de la invasión y ocupación del territorio de Vietnam del Norte, en realidad el ataque había sido iniciado por el propio destructor, que no sufrió daños y sí dañó seriamente a las embarcaciones vietnamitas. La explosión del barco “La Coubre”, en 1960 también en La Habana y copia fiel de lo sucedido en 1898, le dio a Estados Unidos el pie para desatar su ola de ataques diplomáticos y económicos contra la naciente Revolución cubana. Y hay más, mucho más, pasando por Panamá, Yugoslavia e incluso el autoataque a las Torres Gemelas que desató una cruzada contra los “terroristas” islámicos cuando en realidad se peleaba por petróleo y hegemonía.

Esta amplia introducción la hago para contextualizar mi análisis acerca de lo que ocurre hoy en la península coreana, donde Estados Unidos y Sudcorea realizan maniobras claramente agresivas contra el vecino Corea del Norte y se ha desatado un incidente diplomático y miliar después de la explosión de tres minas antipersonales que habrían afectado al mismo número de soldados del régimen sudcoreano, tras lo cual este país ha acusado a su vecino y amenaza con “una respuesta despiadada” militarmente.

La diplomacia y los altos mandos norcoreanos han advertido acerca de las provocaciones bélicas de su vecino y los yanquis y como es su derecho, han respondido belicosidad con belicosidad, aunque no puede demostrarse realmente la autoría de la colocación de los artefactos explosivos. Todo se está basando en las declaraciones de los mandos militares de Pyonyang y de un análisis parcializado hecho por ¡las fuerzas de la ONU! Como se sabe, el alto mando de dichas fuerzas no es para nada imparcial en este conflicto, no por nada hace sus maniobras en compañía y avenencia de Seúl.

Los incidentes militares entre las dos Coreas son constantes y nunca pasan a mayores, sin embargo Corea del Norte es una espina clavada en el ojo de los Estados Unidos, por no decir otra cosa y resultaría un excelente campo de prueba de los nuevos armamentos nucleares desarrollados por la potencia norteamericana, sobre todo la bomba llamada B61-12, que ya ha sido probada recientemente sin ojiva, y este conflicto, si escalara a términos de guerra, sería el escenario perfecto para comprobar su eficacia como comprobaron la bomba H en 1945 sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki (¿Será casualidad que apunten siempre hacia los orientales?).

Al parecer el último incidente, que está teniendo una fuerte difusión por las principales cadenas noticiosas imperialistas, ha sido diseñado para romper – por fin – el débil equilibrio en la península coreana y terminar con otro régimen opuesto a los intereses norteamericanos.

La ocasión se dibuja ideal para la consecución de los oscuros objetivos imperiales y matar dos pájaros de un tiro: por un lado, librarse (si pueden) de un sistema socialista incómodo para sus intereses en una región clave, por su ubicación entre Rusia y China y por otro, demostrar un poderío militar que “ejemplarice” y disuada las actitudes hostiles o contrarias a la política exterior gringa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s