Archivo de la categoría: internacional

CONTINÚA LA ULTRADERECHA COLOMBIANA ASESINANDO LÍDERES CAMPESINOS

Departamento Del Valle del Cauca, Distrito de Buenaventura, Corregimiento Bajo Calima

Miércoles 23 de noviembre de 2016:

Los asesinatos de los líderes campesinos miembros de "Marcha Patriótica" continúan en Colombia.

Los asesinatos de los líderes campesinos miembros de “Marcha Patriótica” continúan en Colombia.

Zona urbana del corregimiento Bajo Calima, cerca de las 5:30 de la tarde, llega una lancha color Roja a la Bahía de Embarque, la cual venía ocupada por 3 hombres desconocidos por la comunidad, vestidos de negro.

El señor FRAIDAN CORTÉS, mecánico del corregimiento e integrante de la Asociación de Trabajadores Campesinos Del Valle del Cauca-ASTRACAVA, fue interceptado por los 3 hombres quienes se dirigieron con el a su casa ubicada a pocas cuadras de la Bahía, donde le propinaron en repetidas ocasiones impactos de bala y le ocasionaron la muerte de manera instantánea.

Hasta el momento se desconoce el paradero de los 3 hombres, pero se sospecha que siguen en la zona.

Señalando que:

FRAIDAN CORTÉS, líder de su comunidad en el corregimiento Bajo Calima, conocido como “el mecánico”, quien tenía un taller para reparar los motores de las lanchas, era integrante de la Asociación de Trabajadores Campesinos Del Valle del Cauca-ASTRACAVA, sin directiva Bajo Calima, de la Coordinación Campesina Del Valle del Cauca-CCVC, del Proceso de Unidad Popular del Sur Occidente Colombiano y militante del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en el Departamento Del Valle del Cauca.2

Este hecho se produce días después que ingresan a la zona efectivos del ejército nacional a realizar erradicación forzada de Cultivos llamados de “Uso Ilícito”.

Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano “Francisco Isaías Cifuentes”
Comisión de Derechos Humanos Movimiento Político y Social Marcha Patriótica.

Bloqueo contra Cuba

Por: Frei Betto

Tomado de Cubadebate

41441-fotografia-gAntes de que termine octubre la Asamblea General de la ONU votará, una vez más, la propuesta de terminar con el bloqueo de los EE.UU. contra Cuba, como viene sucediendo desde hace 25 años.

El año pasado, de los 193 países afiliados a la ONU, 191 aprobaron el fin del bloqueo. Sólo dos votaron en contra: el mismo EE.UU. e Israel. Es al menos contradictorio que el gobierno norteamericano se haya posicionado en contra puesto que el presidente Obama es declaradamente contrario al castigo impuesto a Cuba desde 1962.

La suspensión de dicha medida no depende del Ejecutivo americano sino que depende del Congreso, dominado ahora por los republicanos. Y hasta ahora los parlamentarios han preferido postergar el tema.

Estamos por tanto ante una situación mayúscula: el presidente de los EE.UU. restablece relaciones diplomáticas de su país con Cuba, gracias a la mediación del papa Francisco, y los congresistas insisten en mantener la sanción que tantos daños causa a la economía y a la vida del pueblo cubano.

Por impedir las relaciones comerciales entre ambos países Cuba se ve obligada a importar productos de mercados más lejanos, encareciendo el precio del flete. Y no puede adquirir medicamentos ni productos de alta tecnología fabricados solamente en los EE.UU. El perjuicio se ha calculado en US$ cien mil millones a lo largo de los últimos 54 años.

Cuando le pregunté a Fidel, en febrero del año pasado, cómo veía él el restablecimiento de relaciones con el poderoso vecino del Norte, dejó claro que aún era pronto para celebrarlo. Faltan la suspensión del bloqueo y la devolución de la base naval de Guantánamo, utilizada hoy por el gobierno norteamericano como cárcel para supuestos terroristas secuestrados en todo el mundo por agentes de seguridad de los EE.UU., al margen de toda la legislación internacional.

Para hacerse una idea de lo que significa el bloqueo -condenado por los tres últimos papas y por el episcopado de Cuba- basta decir que una pareja de Nueva York consigue comprar, en una agencia de viajes de la Quinta Avenida, un boleto de viaje para visitar Irán e incluso Corea del Norte, pero no para Cuba. El bloqueo lo impide. Los viajes de norteamericanos a la isla caribeña sólo están permitidos dentro de un conjunto de excepciones, tales como vínculos familiares, tratamiento médico, razones religiosas, investigación académica, etc.

En cierta ocasión Gabriel García Márquez viajó de La Habana a Nueva York y llevó en la maleta una encomienda cubana: obtener el repuesto de una pieza de una máquina filmadora made in USA fabricada en la época de 1950. Gabo hizo el pedido a la tienda que vende piezas de equipos antiguos de cinematografía. Registró la numeración de la máquina y quedó en regresar al día siguiente para saber si se había encontrado tal repuesto. Sí, figuraba en el almacén, pero le dijeron que no podían vendérsela, porque sabían que se trataba de un equipo en poder de cubanos y por tanto la ley del bloqueo vetaba la comercialización.

Tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, y con más de un millón de cubanos residiendo en los EE.UU., sólo la insensatez conservadora explica la permanencia de tal sanción.

Quien se lo propone lo logra.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

Juan Manuel Santos se lo propuso y lo logró. Total, si se lo dieron alguna vez a Mr. Obama. Y puso manos a la obra.

 

Colombia's President Juan Manuel Santos attends a joint news conference with Spain's Prime Minister Mariano Rajoy at Moncloa palace in MadridNo  importa que a pesar de los esfuerzos y las maniobras, Colombia se dividiera a la mitad (en sus opiniones) y desestimara refrendar el Acuerdo de Paz entre Gobierno y Guerrilla (FARC); tal vez porque quienes quieren verdaderamente paz son el pueblo colombiano y los miembros de las legítimas FACR, no así los partidos políticos que, de alguna manera, se favorecen con un conflicto que los mantiene vigentes aunque sea a través de las críticas; ni tampoco –por supuesto- aquellos que se benefician debido a sus actividades ilegales desde los grupos paramilitares que revolotean alrededor de la guerrilla como caranchos sobre un rebaño de reses (ojo, no estoy comparando a los militantes de las FARC con animales, sino a los paramilitares con aves de carroña).

Parece que no convenció a muchos –demasiados- la propuesta de Santos de desarmar y darles posicionamiento político post conflicto a aquellos que la opinión pública, manipulada por los medios, culpa de crímenes, robos, asaltos, narcotráfico, secuestros y otras actividades delictivas más achacables a los paramilitares (dadas su falta de ideología y afán de lucro) que a las fuerzas revolucionarias.

Un panorama donde un (odiado) grupo de rebeldes es desarmado y obligado a convivir con sus enemigos sin desarmar, no precisamente ofrece a la vista el escenario de paz que proclama Santos y compañía. Lo más probable es que comience una cadena de “ajustes de cuentas”, la cual volvería inestable e insostenible la ya precaria noción de paz del sufrido pueblo colombiano.

El proceso, apoyado por La Habana, no es el problema, no es lo cuestionable. Los buenos oficios del gobierno cubano, e incluso de la Iglesia católica en pos de concretar la tan anhelada paz y alguna que otra tibia intervención de la ONU, pudieron haber dado otros resultados si la propuesta hubiera sido contundente y sobre todo, coherente, con los deseos del pueblo colombiano en su mayoría.

Es obvio que no se pueden dejar impunes los crímenes, que los familiares de las víctimas (víctimas ellos también) no estarían de acuerdo en ver por las calles a los asesinos, secuestradores, violadores de sus seres queridos. Lo que no es muy consecuente es que solo se culpe a miembros de las FARC y no al resto de pandillas que a la sombra o utilizando el apelativo de “guerrilla” perpetraron tal vez muchos más crímenes, incluyendo el genocidio de poblaciones campesinas por la suposición de haber ayudado a los rebeldes, pero cuyo fondo está más profundo.

En las incomprensiones fundamentales del Acuerdo podrían encontrarse las causas de que una mayoría de la población colombiana, urgida, desesperada por la paz, haya votado, precisamente, en contra de ella (o del “Acuerdo” con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

Pero ya está, el resultado es nulo, aunque el líder guerrillero “Timochenko” mantiene la posición de continuar con el cese al fuego y las hostilidades y la intención de reincorporar sus filas a la sociedad para construir otro escenario, más democrático, de lucha por los principios revolucionarios.

Mientras tanto, Manuel Santos se reúne con los “propietarios” de la oposición (ideólogos impulsadores del NO) para el “sana-sana” que cree necesario y llegar a otro “acuerdo” que tal vez tenga su futuro en un ámbito de posible reelección presidencial.

El actual presidente colombiano lo ha logrado, se propuso poner su nombre en la historia visible de Colombia y ahí lo tiene, hasta le han otorgado el Premio Nobel de la Paz, a pesar de que no la ha concretado.

El neoliberalismo atroz y subalterno de nuestros días

La Habana, 26 sep (PL) Parece que quedan pocas dudas de que en Argentina, Brasil, Paraguay y Honduras la política económica neoliberal de sus actuales gobernantes, está devolviendo al hambre y la miseria a los que fueron sacados de ellas, como diría el teólogo Leonardo Boff.

 

manifestacion-contra-enrique-pena-nieto

Manifestantes en México contra políticas de Enrique Peña Nieto.

Las calles ya empiezan a vibrar, particularmente en Argentina y Brasil, donde la gente sale en manifestaciones cada vez más multitudinarias para protestar contra las medidas neoliberales de los presidentes Mauricio Macri y Michel Temer.

No hace falta que pase más tiempo para constatar la apremiante necesidad de cortar el paso a la distopía y levantar un nuevo muro sobre los cimientos de aquella utopía forjada por Hugo Chávez, Néstor Kirchner y Lula, seguida y mantenida por Rafael Correa y Evo Morales.

Lo importante está en tomar en cuenta los errores cometidos para no caer de nuevo en ellos y comprender que la conciliación de clases es un espejismo creado por el capitalismo neoliberal en esta fase de exagerada concentración de la riqueza. La realidad cruda es que la lucha entre ellas es permanente aun cuando la burguesía se proletarice o el proletariado se aburguese.

Ascensos al poder como los de Macri y Temer jamás deben ser considerados el fin de la historia, sino acicate para continuarla, buscar la unidad y corregir el tiro pues las fuerzas progresistas tienen muy poco margen para los fracasos. La batalla planteada por la derecha es de vida o muerte, como se ha visto en Brasil con el golpe parlamentario a Dilma y la cacería a Lula, y así hay que asumirla.

Donde la derecha gobierna reinstala un neoliberalismo salvaje y agresivo para intentar demostrar que su círculo cero no quedó desbalanceado por los gobiernos progresistas y tienen incluso más fuerza que antes, lo cual es una falacia, pues aunque parezca contraproducente, el retorno neoliberal en esas condiciones es una muestra de debilidad.

A pesar de todo, la izquierda no está derrotada ni replegada como se demuestra en Venezuela, donde la derecha no ha logrado imponer la violencia y el chavismo se recupera en medio de una enconada lucha de clases y un proceso ideológico para rescatar la originalidad y la fuerza de su cultura y de su historia.

Los Macri, o los Temer, y algunos más, han dado a luz un sistema de antihéroes, probablemente el más cabal de nuestra época, y ese es un eje central de la crisis del espíritu que se vive en especial en Brasil y Argentina.

Un sistema antihéroe con una brújula moral de falsos valores emocionales opuestos a aquellos reconocidos por la sociedad, y sus cabecillas viven como tuercas locas sin importarles ni el orden ni el caos que generan, haciendo lo que en cada momento piensan según sus reglas y ambiciones, como monarcas de una sociedad contaminada por sí mismos, en la que la dignidad humana es una categoría de quinta para ellos.

Los antihéroes tienen un grave problema, y es que a lo largo de sus vidas no logran entender que carecen de esencia, que son como un saco vacío, estrujado, sin forma ni contenido, porque no son héroes, ni pensadores, no tienen existencia histórica, y en el flujo y reflujo de ese agotador trabajo de ser visibles, hacen barbaridades porque para ellos todo se vale, y sin aparente cargo de conciencia.

Sus propias reglas éticas las rompen cuando les viene en ganas y se abalanzan a una vida vulgar, genérica, mediocre ante lances difíciles como las evidencias de corrupción con los papeles de Panamá o Bahamas, o escándalos como Lava Jato que los involucra.

Aún con ese lastre tan negativo armaron bochornosos montajes como el juicio parlamentario a Dilma Rousseff o la campaña de descrédito y amenazas a Cristina Fernández, o lo que hacen ahora en Ecuador contra Rafael Correa, en Bolivia contra Evo o en El Salvador a los líderes del Frente Farabundo Martí.

Esa crisis del espíritu no es general, sino atinente únicamente a la autocracia de pacotilla que reina como aquellos saurios que no saben andar sin hacer bulla.

Estos señores, con su apetencia de grandeza y su incultura, buscan destruir la utopía y construir una distopía para erigir sobre los escombros de los sueños de la gente un monumento a la petulancia, la malversación y la macrocorrupción.

Mientras tratan de agrandar sus figuras con modos chabacanos, intentan enterrar el culto a próceres de la Independencia -como Henry Ramos Allup en Venezuela con Bolívar y Chávez- cada vez más alejados de las generaciones contemporáneas, y más invisibles a los jóvenes que tratan de deformar en las escuelas con nuevos y engañosos curriculum, y en las calles con una cultura de hojalata y consumista al servicio de un neoliberalismo atroz, devastador y subalterno.

Larry Silverstein, el arrendatario del edificio WTC7, consultó con aseguradoras sobre la demolición del inmueble horas antes de su caída en el 11-S

x*Greg Grisham*

Tomado de ArgosIs Internacional

14232463_1096194350468310_8923913113376599157_nEn un reportaje de la cadena estadounidense FOX es inesperadamente revelada, por las declaraciones de un oficial entrevistado, que “Silverstein había telefoneado a su compañía de seguros para ver si se autorizaría la demolición controlada del edificio”. Pocas horas después los 47 plantas del WTC7 desplomaron simétricamente en un plazo de 7 segundos en un clásico ejemplo de demolición controlada.

Es un resumen traducido del artículo escrito por Joseph Paul Watson de Prisión Planet.com del 23 de Abril, 2010.

Larry Silverstein se hizo “famoso” por decir en 2001 ante cámara “decidimos tirarlo para evitar perder más vidas” así originando la controversia “Pull It”, (Hoy nada más buscar “Pull It” en Google produce ¡millones de resultados! dedicados a esta declaración de Silverstein que hasta hoy sigue negando haberlo dicho. Pero ahora, se revela que efectivamente oficiales estaban considerando la posibilidad de dinamitar el inmueble…

¿Cómo es de esperar demoler el edificio cuando dicho proceso se lleva semanas o incluso meses para configurar correctamente, incluso sin el caos del 11-S? ¿Cómo podrían colocar correctamente explosivos en tan corto plazo dentro de un edificio en llamas que ya había sido evacuado? – ¿A menos que los explosivos ya estaban en su lugar? Esta nueva revelación es asombrosa y debería ser investigado inmediatamente.

Es en este reportaje de FOX News, irónicamente dedicado a ridiculizar al anterior gobernador del estado de Minnessota, Jesse Ventura, por sus esfuerzos con el movimiento por la verdad sobre el 11-S. Son las declaraciones del anterior Fiscal de Washington D.C:, Jeffrey Scott Shapiro, que inesperadamente revela que el arrendatario del World Trade Center, Larry Silverstein, estaba hablando por teléfono a su compañía de seguros para intentar convencerlos de que el edificio debería ser derribado por demolición controlada. (Recordemos que Silverstein recogió cerca de US $ 500 millones de dólares en seguros como resultado del colapso del edificio 7, una estructura de 47 pisos que no fue impactado por un avión, pero se derrumbó en siete segundos el 11 de septiembre.) Afirma Jeffrey Scott Shapiro, “Yo estaba trabajando como periodista para Gannett News en la Zona Cero ese día, y recuerdo muy bien lo que he visto y oído.”

“Poco antes de que el edificio se derrumbó, varios oficiales de la policía de Nueva York y los trabajadores de Con Edison me dijeron que Larry Silverstein estaba hablando por teléfono con su compañía de seguros para ver si se autorizaría a la demolición controlada del edificio. Decían que su fundación ya estaba inestable y se esperaba su caída”.

En febrero de 2002, Silverstein Properties ganó 861 millones de dólares para riesgos industriales asegurados para reconstruir en el sitio del WTC 7.. La inversión estimada por Silverstein Properties fue de 386 millones de dólares. El resultado refleja una ganancia de casi $500 millones, debido al argumento de que era un acontecimiento accidental imprevisto.

“La demolición controlada redujo al mínimo los daños causados por el colapso inminente del edificio y salvó vidas. Muchos agentes del orden, bomberos y periodistas fueron informados de esta posible opción. No era ningún secreto. No hubo ninguna conspiración”, escribe Shapiro.

Sin embargo, obviamente al tanto de cómo afectaría a su reclamación de seguro, Larry Silverstein rotundamente niega que hubo un plan para demoler el edificio WTC7 intencionalmente.

Esta metedura de pata de Shapiro debería preocupar a no solamente Larry Silverstein por poner en duda el pago del seguro masivo que recibió sobre la base de que el colapso fue accidental sino a todo el tinglado de beneficiarios de la versión oficial del 11-S.

En su famosa metedura de pata en 2001 Silverstein dijo, “Recuerdo que recibí una llamada del comandante del cuerpo de bomberos, diciéndome que no estaban seguros de que iban a ser capaces de contener el fuego, y me dijo: ‘Hemos tenido esa pérdida terrible de vidas, tal vez lo más inteligente que hacer es tirarlo. Y ellos hicieron esa decisión de retirarse y vimos el colapso del edificio “… 

Recordemos que varias agencias de noticias, incluyendo la BBC, la CNN y la FOX, informaron en directo de que el edificio WTC7 se había derrumbado 20 minutos antes de que sucediera.

Imágenes transmitidas 20 minutos antes del colapso del edificiomuestran la reportera de la BBC Jane Standley hablando sobre el colapso del WTC 7, mientras el edificio todavía seguía de pie. Otra emisión de la BBC muestra a los periodistas discutiendo el derrumbamiento del edificio 26 minutos antes de que sucediera.

El aspecto más reprobable de este artículo es la revelación involuntaria de Shapiro que Larry Silverstein estaba hablando por teléfono a su compañía de seguros presionando para que el edificio sea demolido, que es precisamente lo que sucedió más tarde en el día, y como testigos innumerables, así como los videos de evidencia física y material de archivo comprueban, el colapso del WTC 7 no pudo haber sido otra cosa que una demolición controlada…

El testimonio de Shapiro, con la intención de desacreditar las cuestiones que rodean la historia oficial detrás de 9 / 11, sólo ha logrado recaudar más preguntas, ya que contradice completamente la insistencia de Larry Silverstein de que nunca se consideró la deliberada demolición del WTC 7 con explosivos.

http://www.prisonplanet.com/bombshell-silverstein-wanted-to-demolish-building-7-on-911.html

*Greg Grisham

investigar11s.org
Haciendo lo que los periodi$tas y ON€ españoles cobran por no hacer

Fuente: http://investigar11s.blogspot.com/2010/04/larry-silverstein-el-arrendatario-del.html