Archivo de la etiqueta: democracia

¡DEJEN DE JODER!

venezuela-constituyente

Rusia llamó a la comunidad internacional a “mostrar contención” y a renunciar a los planes “destructivos” de presionar a Venezuela tras la votación para la constituyente.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

Al carajo con la ética y el protocolo. Ya sacan de las casillas al más ecuánime mortal que pise este mundo.

¿Por qué demonios pretenden una y otra vez que todo el mundo debe hacer lo que ellos digan y no lo que los pueblos quieran?

Señores de las oligarquías dueñas de la mayoría de los medios de producción: ¡El resto del mundo, que no detenta esas grandes propiedades, también tiene derechos! Léanse ustedes y apréndanse la Carta de los Derechos Humanos, no solo la utilicen nominalmente para sus intereses y luego limpiarse el c… con ella.

Estados Unidos liderando a Perú, Argentina, Colombia, México, Panamá, Costa Rica, Chile, Brasil, Canadá, Paraguay, Guatemala, España, y la Unión Europea, han manifestado que desconocerán a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, solo porque sus clases políticas reaccionarias no quieren reconocer que más de 8 millones de venezolanos apostaron por decidir su destino sin la injerencia de las potencias extranjeras, contra los 7 millones que prefieren rifar la Patria a los intereses espurios de los capitales.

¿Qué democracia piden instaurar en Venezuela las oligarquías propias y extrañas, si no son capaces de aceptar que una mayoría del pueblo, democráticamente en las urnas, haya elegido construir su sociedad libre y soberanamente?

Este desconocimiento hecho público sin sonrojarse, marca la más descarada intromisión en asuntos que no les competen, toda vez que no ponen en peligro ni la seguridad, ni la estabilidad económica o social de aquellos países que se manifiestan en contra de la elección venezolana. Y si se atrevieran a alegar esto, deberían, por respeto a la opinión pública, declarar cómo podrían verse amenazados realmente.

Uno de los elementos más irritantes es comprobar que los personeros que deciden poner a sus países – sin consultar a sus pueblos – en contra de las decisiones ajenas, es que en sus propios territorios existen innumerables problemas sin resolver y sus sistemas “democráticos” no son capaces de dar soluciones válidas para el bienestar de los habitantes-electores.

Veamos grosso modo cada país a través de uno solo de los problemas irresueltos que les aqueja y nadie de la comunidad internacional les plantea obligaciones de acción:

  • Perú: El gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, apenas a un año de gestión ya se encuentra en una grave crisis política y económica. Como muestra de ello, el sensible sector educativo lleva más de 50 días en huelga, demandando un incremento de presupuesto para la educación, la derogación de leyes contra la estabilidad laboral y el aumento de los salarios. ¿Algún país le ha pedido al Gobierno peruano que lo resuelva satisfactoriamente bajo amenazas de sanciones? No.
  • Argentina: único país de la región donde se registró un deterioro del salario mínimo en dólares en el último año y medio. Según un estudio académico, en este país se detectó un desplome del 11% entre diciembre de 2017 y julio de 2017. ¿Es poco problema? La justicia en el país del sur está más que cuestionada por los recurrentes casos de corrupción. ¿Todavía no es suficiente? El sistema de Salud Pública argentino está ampliamente fragmentado, solo los que poseen coberturas médicas de millonarios se garantizan un buen servicio; entre febrero y julio las tarifas subieron un 6%, luego se incrementaron un 5% en agosto y el Gobierno autorizó dos nuevos ajustes para septiembre y octubre. La cuota tuvo un aumento anual del 29,4%. ¿Algún país le ha exigido a Argentina que mejore esos índices y percepciones en favor de su pueblo, y les ha amenazado con sancionar a Macri y congelarle sus cuentas? No.
  • Colombia: La opinión pública interna clama por una reforma urgente que acabe con la manifiesta corrupción de la justicia, en manos del gobierno de turno y adecuada a sus intereses. La educación, según reconocen las mismas instituciones, marcha a la cola en América Latina, por lo costosa y la baja calidad integral. ¿Ha escuchado o leído que la comunidad internacional le conmine a Colombia resolver estos problemas o sancionarán a su gobierno? No.
  • México: El gobierno de Peña Nieto, genuflexo a los intereses norteamericanos, tiene un bajísimo nivel de aceptación de su pueblo. No acaban de aclarar y sancionar el caso del asesinato de 43 estudiantes normalistas en Ayotzinapa. El narcotráfico y el crimen organizado se han adueñado de las ciudades mexicanas, generando incontable cantidad de muertes y “daños colaterales”. ¿Qué país le ha planteado al Gobierno mexicano la urgencia de eliminar estos flagelos con la amenaza de congelarles sus finanzas y quitarles sus propiedades? Ninguno.
  • Panamá: Se demostró que este país opera como “paraíso fiscal” en el lavado de dinero y evasión de impuestos a nivel internacional. Existe allí un fenómeno de explotación de personas que el Gobierno hace como que no ve. Los trabajadores del Canal piden aumento salarial ante la carestía de la vida. ¿Los otros países exigen que Panamá mejore la condición de vida de sus habitantes y obliga al gobierno a que lo haga? No.
  • Costa Rica: la falta de liquidez pone en peligro los servicios públicos y el pago de la deuda externa, por lo cual el gobierno anunció políticas de austeridad y subidas de impuestos para revertir la situación, todo esto a causa de malos manejos económicos que ahora pagarán los pobladores, sobre todo, los de bolsillo más débil. ¿Se han escuchado voces internacionales clamar a través de CNN por imponer medidas contra ese gobierno para que salga de la crisis sin afectar al pueblo? Seguramente que no.
  • Chile: Los líos por la Educación no acaban, el Gobierno aprueba la privatización como si el aprendizaje no fuera un derecho humano y los educadores y alumnos se mantienen protestando, recientemente profesores de todo Chile se movilizaron en rechazo al proyecto de Nueva Educación Pública, advirtiendo que la iniciativa podría crear una nueva deuda histórica y hay todo un sector de educadores en paro desde hace más de dos meses porque no les pagan sus salarios. ¿Quién se ha pronunciado porque se resuelva esta situación amenazando al Gobierno de Bachelet con sancionarlo? Nadie.
  • Brasil: El gobierno de este país está sumido en una grave crisis de credibilidad y corrupción, la pobreza es un problema radical que no se acaba de resolver y que genera altísimos índices de violencia y criminalidad. Mencione cuántos países han previsto sancionar a Brasil porque no se solucionan tantos y tan graves problemas internos. No hay ninguno.
  • Paraguay: El 40 % de la población infantil de ese país vive en situación de pobreza y no tiene acceso a niveles mínimos de nutrición, educación, recreación, salud y vivienda. ¿Las Organizaciones internacionales y los medios de prensa se han preocupado por esta desastrosa situación, pidiendo que Estados Unidos intervenga en Paraguay con sanciones y militares para “salvar” a esos niños de la pobreza? No.
  • Guatemala: El problema de la seguridad ciudadana es insostenible para el gobierno, que no ha podido lidiar exitosamente con el crimen organizado por las pandillas denominadas “maras” que ocasionan el terror en la población guatemalteca. Aparte de tímidas declaraciones de apoyo de Trump hacia el gobierno de esa nación centroamericana, ¿se le obliga a aquel gobierno a eliminar a cualquier costo la amenaza de las pandillas? No.
  • Canadá: Tiene en la actualidad un gran lío con la cuestión de las viviendas. La cantidad de personas sin hogar es alarmante para un país que se precia de tener una sociedad eficiente; el Estado eroga una gran cantidad de dinero para ayudar a esas personas, sin embargo, el problema no disminuye y nadie sabe en realidad dónde se utiliza tanto recurso. ¿La ONU, la OEA y otros organismos se han manifestado preocupados por tal fenómeno y pretenden obligar a Canadá a revertir la situación bajo amenazas? No, hasta donde se sabe.
  • España: Este país es un rosario de conflictos sociales, económicos, políticos; los indignados no dejan de indignarse, los salarios rozan el suelo, las disputas territoriales generan ámbitos de violencia que se esconden a la opinión pública. Sin embargo… ¿Qué dice la comunidad internacional acerca de obligar a España a mejorar la calidad de vida en ese viejo país “civilizado”? Nada, no dice nada.
  • La Unión Europea: la gran cantidad de problemas que atraviesa ese bloque regional es reconocido por casi todo el mundo, problemas que han desembocado en la deserción del Reino Unido agravando la inestable unidad entre tantos países distintos desde lo cultural. ¿Dónde están los reclamos de los países latinoamericanos para que la “Unión” se mantenga unida y beneficie a sus habitantes? No los hay. Son problemas que los europeos deben resolver por sí mismos.

Entonces, ¿por qué todos estos países se empeñan en inmiscuirse en los asuntos internos y soberanos de Venezuela, cuando tienen tantos temas pendientes en sus propios territorios?

La cuestión es más simple de lo que pudiera parecer a ojos no avezados en los tira y jala de la política internacional. Quienes se manifiestan en contra de las decisiones soberanas de algunos Estados, en este caso Venezuela, son solo representantes de la oligarquía política y económica, acólitos de los intereses imperiales del Gobierno norteamericano, que gozan de las prebendas, migajas y manoseos que les ofrece el Gigante Gringo a quienes siguen sus dictados al pie de la letra. No les preguntan a los pueblos, a sus electores, simplemente hacen uso individual de la “democracia representativa” – que no constituye una democracia real – para defender las ventajas que detentan las grandes empresas y emporios transnacionales en detrimento de la soberanía y la seguridad de las poblaciones locales nativas.

Estados Unidos grita y el coro de genuflexos le sigue. Triste papel de mercenarios del imperio que venden hasta a sus madres e hijos para obtener la aprobación del amo. Los pueblos también gritan, pero no tienen a las CNNs ni las BBCs para hacerles eco, no obstante se escucha fuerte y claro: ¡Dejen de joder!

Anuncios

Referéndum Constitucional en Bolivia. ¿La suerte está echada o la quieren apurar?

Por Vicente Manuel Prieto Rodríguez

MEME FUTURISTA 1A propósito de un artículo denominado “A 14 días, ¿suerte echada?”, escrito por el autodenominado analista opositor Iván Arias, quiero hacer un análisis de este artículo en sus partes fundamentales que, de forma velada, refleja las orientaciones vertidas desde el Plan Estratégico para Bolivia, dictado desde el Instituto Interamericano para la Democracia (IID) cuyo vicepresidente es Carlos Sánchez Berzaín y el presidente es el contrarrevolucionario de origen cubano Carlos Montaner. Pero también este artículo nos desnuda la sarta de mentiras con que se maneja la campaña opositora por el NO, sin sonrojarse ante la posibilidad de que estas falacias sean descubiertas y desmentidas, esperando que el primer impacto sea definitorio aun si el oficialismo demostrara la verdad, o sea, utilizar el axioma de que “quien golpea primero, golpea doble” o la archiconocida tesis goebbeliana de que “una mentira repetida mil veces, se convierte en una verdad”.

Me disculpo por la extensión de las presentes reflexiones y les pido a los lectores paciencia y buen criterio en el análisis.

Arias, para nada imparcial o equilibrado –lo demostró a base de gritos en el Paraninfo de la Universidad Mayor, Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca- cree haber descubierto las bases de la campaña oficialista, desmenuzando su idea en cuatro cimientos, a saber: 1.- El gobierno estaría forzando que en vez de un referéndum constitucional, éste ejercicio democrático sea una elección presidencial. Aquí Iván Arias se equivoca de medio a medio, pues en lo que más insiste la propaganda oficial es en que no se trata de una “re-elección” como sí intenta hacer ver la oposición, sino que solo se trata de modificar un artículo de la CPE, el 168, para que Evo Morales pueda ser “repostulado” en las elecciones, aún muy lejanas, de 2019.

2.- Según el articulista de marras, el gobierno estaría insistiendo en que el 21 de febrero está en juego una elección entre oficialismo y oposición (sic.). Otra aseveración inconsistente, pues, tomando como referencia el primer punto, desde las filas oficialistas se insiste en que este ejercicio democrático no tiene colores partidarios y quienes desde un principio le dieron tonalidades han sido los opositores, quienes inscribieron a todas sus fuerzas políticas para hacer campaña, mientras que los defensores del SÍ son básicamente Organizaciones Sociales beneficiadas por el Proceso de Cambio. Dice Iván que “se mete en una misma bolsa que el imperialismo está financiando la campaña por el NO”, intentando negarlo, a pesar de que hay pruebas claras y contundentes de la injerencia yanqui en este proceso.

3.- Arias dice, textualmente: “El tercer componente: usar el miedo como instrumento para que la gente sienta que después del 21F se viene el cataclismo y la nada”… Y relaciona la frase del Vicepresidente García Linera de que “el sol se esconderá”, descontextualizándola de su metáfora poética. Este analista opositor trata de marear la perdiz y ocultar que, por ejemplo, para los argentinos el sol se está escondiendo y llega una era de oscuridad social, que ya comenzó a ensombrecer al panorama del país austral con las medidas de Macri –quien prometió al igual que prometen los opositores acá, mantener las conquistas sociales- de subir impuestos, reducir el Estado, eliminar beneficios sociales y elevar el precio de los servicios básicos, pasando por la eliminación de las subvenciones. De lo poético a la cruda situación que pudiera ser la realidad boliviana a partir de 2020. Entonces, ¿quién siembra el miedo?

4.- Finalmente, Arias vuelve a querer dorar la píldora cuando manifiesta que el gobierno estaría utilizando todos los recursos del Estado para hacer campaña en favor del SÍ. Lo dice porque el canal BTV continúa transmitiendo los actos que dan a conocer la gestión gubernamental en entregas o inauguraciones de obra, donde los simpatizantes del Proceso de Cambio van a recibir los beneficios de la redistribución justa de los recursos con los colores verde y blanco de la campaña, algo que, a todas luces, nadie les puede prohibir y sería estúpido pensar, como piensa la oposición, que los beneficiados se pongan en contra de sus beneficiadores. También dice el articulista que los funcionarios estarían “obligados” a asistir a estos actos. Los servidores públicos que son parte del Proceso de Cambio, o militantes, pueden en su tiempo libre ir a donde quieran y hacer campaña si les place. No dice Iván Arias que las instituciones estatales están repletas de funcionarios no adeptos al Proceso de Cambio, que no han sido removidos de sus cargos y hasta han entrado a los mismos en función de su profesión, debido a una política de inclusión que critican incluso algunos militantes del MAS y que, en total uso de sus libertades, hacen campaña por el NO. Ninguno de esos funcionarios, que no asisten a marchas ni actividades proselitistas en favor del SÍ, ha sido despedido. Eso no lo dice Arias. Lo que dice del TSE, es risible si no fuera estúpido: se han sancionado a más elementos oficialistas que opositores por hacer campaña no autorizada. Y para finalizar este punto, sobre uso indebido de bienes del Estado en la campaña, ¿no fue acaso a la Gobernación de La Paz, dirigida por el opositor Félix Patzi, a la que se le incautó una volqueta llena de propaganda por el NO nada menos que en Sucre, a más de 500 kilómetros de su ubicación laboral? A no ser que Arias crea que el pueblo boliviano es tonto y que a gritos puede imponer su juicio, aquí la serpiente se muerde la cola.

Ahora paso a la segunda parte del artículo de Iván Arias: la campaña opositora por el NO.

Con temor a que sus correligionarios continúen “metiendo la pata”, el periodista-analista-partidario insiste en que los que postulan el NO, en estos últimos días, no deben abandonar su estrategia para nada y también la subdivide en su número preferido, 4:

1.- Dice Arias que deben explicar el objeto del referéndum: en el 21F está en juego aceptar o no aceptar el cambio de la Constitución para que beneficie a dos personas. Liga tramposamente una verdad con una mentira. Sí se va a aceptar o no el cambio, pero no de la Constitución, sino solo de un artículo de ella, el 168, que prescribe los términos de repostulación. Pero es mentira que beneficie a dos personas. No dice el periodista que la repostulación presidencial daría opción a la actual gestión para culminar su plan de gobierno, un plan de desarrollo que implicaría la reafirmación del Proceso de Cambio, de la revolución popular, a través de la estabilidad económica y social protegidas por una serie de inversiones, obras y programas que, a todas luces, estarán en función de mejorar la calidad de vida de los bolivianos y, sobre todo, eliminar la pobreza en que han mantenido al país los sucesivos gobiernos neoliberales. Tampoco aclara Arias que ese artículo, por la propia disposición constitucional, pudo haberse modificado a través de la Asamblea Plurinacional, que habría utilizado sus dos tercios para su aprobación, pero el gobierno prefirió consultar democráticamente al pueblo, sea positivo o negativo el resultado del 21 de febrero. ¿Contradictorio verdad?

2.- Acción  de los liderazgos emergentes. Habla de abrir el camino a la renovación de líderes. Y aquí sí permítanme ser irrespetuoso. ¿Cómo es posible que alguien que se dice analista sostenga tamaña tontería? ¿Está preocupada la oposición por la renovación dentro del MAS? ¿No sería mejor para los opositores que no hubiera nuevos liderazgos en el partido de gobierno y que con el desgaste de Evo Morales desapareciera esta opción que le ha costado la credibilidad a los partidos tradicionales de derecha? Por último, ¿están presentando los partidos opositores alternativas de líderes en sus propias filas, dónde están, alguien tiene esos nombres? La respuesta es NO, rotundamente, como la negación que promueven a que el pueblo siga beneficiándose de su poder. No, señor Iván Arias, a la oposición no le interesan nuevos liderazgos en el MAS, le interesa sacar a Evo Morales, porque frente a su legítimo liderazgo no podrían regresar los gobiernos neoliberales (como regresó en Argentina) ni los intereses hegemónicos norteamericanos.

Dice textualmente Iván Arias: “La campaña en la práctica cotidiana tiene que mostrar que el pasado no volverá y que los que impulsan el NO son parte de una nueva generación que busca un cambio y renovación en la forma de hacer política”… Cuestionable. Si quienes impulsan el NO son una nueva generación que busca cambio y renovación en la forma de hacer política, no se explica y no creo que pueda explicarlo el propio articulista, la similitud de discursos entre la supuesta “nueva generación” –invisible por demás- con los dictámenes y declaraciones de políticos reciclados al estilo de Doria Medina, Tuto Quiroga, Luis Revilla (quien puede ser joven, pero lleva años sosteniendo políticas neoliberales desde el fenecido Movimiento Sin Miedo), Rubén Costas y, para colmo, con el apoyo moral, financiero y metodológico de personajes prófugos de la justicia boliviana como Carlos Sánchez Berzaín y Manfred Reyes Villa. Y aquí permítanme referirme al ya conocido documento denominado Plan Estratégico para Bolivia, el cual dice en su primera acción: “Perfeccionar el discurso confrontacional y los denunciantes designados como portavoces que sean en primer lugar líderes como Rubén Costas Aguilera, Luis Revilla Herrero, Félix Patzi Paco y Carmen Soledad Chapetón Tancara. En segundo lugar líderes políticos reconocidos como Samuel Doria Medina Auza, Jorge Fernando Tuto Quiroga Ramírez y Manfred Armando Antonio Reyes Villa. El discurso debe ser más fresco y que atraiga pero que al mismo tiempo se muestre resolutivo y consecuente en sus líneas ofreciendo una tendencia al cambio actual. Establecer claramente el lema “Cambiemos hacia una Alternativa Democrática”. Lo que está haciendo la oposición es justamente lo que dice este documento y es fácilmente observable en los discursos y acciones de los personajes nombrados aquí. Así que, estimado Iván, no hay tal renovación de líderes ni es lo que buscan los opositores en su campaña por el NO.

3.- Iván llama a “tomar los medios y las calles”. Está claro el rol de los medios, desde la conducción de los debates hasta la política de “desgaste” que llevan a través de la maximización de casos de corrupción, violencia, narcotráfico, inseguridad, carestía de la vida, etc., en lo que ya denominé una vez “la ilusión del caos”; uniéndose a ello la ocultación premeditada de los logros del gobierno, para que luego la oposición se queje de que el canal estatal transmita justamente esos logros que invisibiliza la gran mayoría de los medios de comunicación.

Respecto a la toma de las calles, la estrategia les ha fallado. A pesar de las convocatorias en medios y en redes sociales, no han podido superar la participación ciudadana por el SÍ, aunque intentan justificar con la participación de funcionarios estatales, lo cual es inconcebible, toda vez que son los distritos políticos quienes más aportan en elementos a estas movilizaciones de campaña. Invito a los opositores a averiguar, pero con seriedad, sin las falsedades y manipulaciones que siempre hacen, la composición de las entidades estatales, pero más allá, las quejas de la militancia masista. Esto dice Arias: “Los que están optando por el NO deben crear su propio escenario, su propio discurso, sus propias reglas, su propio terreno y alinear a sus militantes, simpatizantes y aliados en ese desafío”. En este sentido, la oposición ha creado su propio escenario de, a través de ofensas, descalificaciones, e, incluso regreso a posiciones racistas y discriminatorias como puede observarse en las redes sociales, restarle a como dé lugar credibilidad al gobierno. Ése es el terreno de la oposición ante la falta de argumentos válidos, su discurso va por la línea de Berzaín: “llamarle dictador a Evo”, y en este esfuerzo han alineado a sus operadores, como el reciente bloqueo y paro del gremio del transporte pesado. Y esto plantea el Plan Estratégico para Bolivia del IID en su acción número 10: “Movilizar todas las fuerzas disponibles para crearle un expediente de descrédito y debilitamiento al régimen y que le aporte mayor credibilidad a la oposición democrática”. ¿Puras coincidencias? Yo, personalmente, no lo creo.

Y finalmente, el número 4: organizar a detalle el control electoral en cada una de las mesas y recintos electorales de todo el país para que la victoria en las urnas no se modifique en las oficinas del TSE. Siguiendo la línea discursiva de cuestionar al máximo ente electoral, para propiciar el escenario (del que se habla arriba) de un supuesto fraude en los comicios. Iván Arias olvida a propósito, porque lo conoce bien, que Evo Morales es el Presidente boliviano más votado en los últimos 40 años, que los altos porcentajes pudieran repetirse en el ejercicio democrático del 21 de febrero, por más que la oposición haya hecho llover insultos, apelado a la guerra sucia y al descrédito por encima de las propuestas y, por supuesto, que haya hecho regar con dinero de aquí o de allá para cumplir lo que plantean desde el norte en su último acápite: “Todos los actores involucrados en el Plan deben concientizarse que la estrategia está plenamente definida para Bolivia para un retorno real a la Democracia, la recuperación de su institucionalidad, recuperación de los Derechos Humanos, la libertad y un establecimiento real de una economía liberal de mercado desregulada a tono con la globalización y los esquemas de libre mercado auspiciados por el gobierno americano para nuestros pueblos.

¿Retroceso o pausa?

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

movimientos-socialesLos poderes imperiales y sus acólitos de la derecha latinoamericana están saltando de una pata. “Ganó” Mauricio Macri las presidenciales argentinas y, tal como corresponde, Scioli aceptó el resultado democráticamente.

Apenas 3 puntos porcentuales decretaron la subida de Macri a la Presidencia de la República, afianzando lo que algunos analistas han llamado “fin del ciclo progresista en América Latina” dada la tendencia al retroceso observado en cuanto a la mantención de la “izquierda” en el poder en varios países latinoamericanos, como ya sucedió en Honduras y Paraguay con sendos “golpes de Estado institucionales”, la llegada de Piñera al Palacio de la Moneda en Chile, retomado por Bachelet en 2014, pero con cero proyección progresista; la discontinuidad en Uruguay; la constante agresión imperialista en Venezuela que no le permite estabilidad; el estigma de corrupción institucional marcando a Brasil y el ascenso de las oposiciones en el control de municipalidades y regiones importantes de Ecuador y Bolivia, apuntan a avizorar un futuro nefasto para los movimientos sociales de nuestro hemisferio.

Sin embargo, es muy temprano para cantar una victoria definitiva del neoliberalismo.

Estamos en presencia de un punto de inflexión necesario donde los descontentos populares por incumplimientos de las agendas de campaña – algo muy propio de los partidos tradicionales – pasan la factura y niegan la continuidad de algo que no fue. Comienza un período de reorganización de fuerzas, una segunda toma de aire que se verá alimentada por el propio performance de los gobiernos pro-neoliberales nuevamente ascendidos, porque los pueblos no aceptarán perder logros que les ha costado muchas luchas, mucho tiempo y mucha sangre. También es un buen momento para que las administraciones populares que se mantienen estables, como Ecuador y Bolivia, revisen los puntos débiles y corrijan el rumbo a tiempo, antes de que el imperialismo culmine su obra a través de sus millonarias inversiones en desestabilización.

Si miramos el panorama que afecta a la mayoría de los gobiernos progresistas en cuanto a la percepción popular, encontramos factores similares en todos: infiltración de elementos de la derecha como tecnócratas “capacitados” para las tareas ejecutivas; pretensión de algunos sectores “revolucionarios” de que es necesario convivir con el capitalismo para superarlo, lo cual genera dudas en las bases sociales, no obstante las buenas intenciones; insuficientes políticas públicas de corto y mediano plazos con verdaderos resultados en educación, salud y servicios básicos, entre otros reclamos populares. Bolivia, por ejemplo, tiene un interesante plan estratégico de desarrollo, denominado “Agenda Patriótica 2025” que contempla desde la reducción de la pobreza extrema a cero, hasta una importante reivindicación histórica como es la recuperación del acceso soberano al mar, pasando por planes de desarrollo económico y social, sin embargo, la notable incapacidad comunicacional del Estado hace que esta proyección sea poco menos que desconocida y la ofensiva mediática contrarrevolucionaria ocupa prácticamente todo el espacio de difusión masiva.

La lentitud en la aplicación de cambios trascendentales, el enquistamiento de elementos de la oligarquía tradicional en espacios de poder y las constantes altas y bajas en la marcha del proceso, son algunos de los peligros latentes en las “revoluciones democráticas”, que se deben asumir por las masas ubicadas a la izquierda y trabajar en la prevención de un probable freno total, a través de la constante preparación ideológica de las bases sociales, asignatura pendiente en varios de los gobiernos populares de América Latina.

USAID: “Mejor afuera que adentro”.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

Los cubanos que accedían al servicio no sabían que contratistas norteamericanos recopilaban su información personal.

Los cubanos que accedían al servicio no sabían que contratistas norteamericanos recopilaban su información personal.

El proyecto de twitter, “Zunzuneo”, destapó la caja de Pandora de la injerencia norteamericana en Cuba, pero no solo allí. Como payaso de resorte salió al ruedo la verdadera cara de USAID, agencia que pretende ser percibida como una inocua organización de ayuda al desarrollo en países no afines al sistema imperialista made in USA, pero que en realidad es un poderoso instrumento dentro de la política subversiva de los Estados Unidos hacia determinados países latinoamericanos, digamos Cuba, Venezuela y Bolivia.

Ya no hay dudas, los hechos han sido confirmados una y otra vez incluso por medios de comunicación internacionales, como Associated Press, cuyo reporte acerca del caso “Zunzuneo” fue repetido por agencias de noticias y medios de todo el mundo.

zunzuneo1Las últimas revelaciones demuestran la justeza de la decisión de los países del ALBA, desde el año 2012, de expulsar a USAID de sus territorios, basados en el trabajo injerencista y subversivo que realiza la agencia federal yanqui en varios países de la región.

En Venezuela, por ejemplo, USAID ha gestionado más de 360 “becas” para representantes de partidos políticos, organizaciones sociales, universidades y proyectos políticos, todos de oposición al gobierno bolivariano, distribuyendo más de 11 575 509 dólares para este fin, que se orientan hacia el diálogo político, el debate público, la participación ciudadana y el entrenamiento y capacitación de líderes democráticos, o sea, a preparar los elementos desestabilizadores del Gobierno elegido por la mayoría del pueblo. En el país bolivariano USAID ha financiado a las organizaciones políticas: Primero Justicia, Un nuevo tiempo, Súmate, Acción Democrática, COPEI, Liderazgo y Visión, Transparencia Internacional, Instituto Prensa y Sociedad, Universidad Metropolitana (Muchos jóvenes participantes en los hechos violentos de estos meses provienen de esa universidad), la Alcaldía del Chacao (Leopoldo López es el alcalde), entre otros grupos y partidos opositores. Más de 7 millones de dólares ha invertido USAID financiando a tales elementos.

Bolivia es otro blanco de la agencia gringa: a través de la empresa estadounidense Casals & Associates, Inc. (C&A) distribuyó más de 13 millones de dólares entre 379 organizaciones, partidos políticos y proyectos no seguidores del Proceso de Cambio. Dicha empresa tiene profundas relaciones con el Departamento de Defensa, el Ejército, la Armada estadounidenses y organismos de subversión para otros países como la Oficina para Transmisiones a Cuba, la radio “La voz de América”, entre otros. La mayoría de los 13 millones de dólares se utilizaron en programas para reforzar gobiernos regionales (departamentales), crear enlaces entre grupos indígenas y estructuras “democráticas” (made in USA), ofrecer oportunidades económicas y desarrollo comunitario, educación cívica para líderes emergentes y la difusión de información; todo esto con el objetivo de debilitar al gobierno de Evo Morales y crear inestabilidad en el país.

USAID en Bolivia, a través de su Oficina para las Iniciativas de una Transición (OTI), apoyó abiertamente la autonomía de algunos departamentos en la llamada “Media Luna”, promoviendo el separatismo y la desestabilización del Estado Plurinacional en 2008. El Primero de Mayo de 2013, Bolivia anunció la expulsión de USAID de su territorio.

zunzuneo 3En Cuba, aunque no hay presencia física de ese engendro norteamericano, los servicios secretos imperialistas no han dejado de utilizar a USAID para subvertir el sistema social socialista establecido por el pueblo desde 1959. El “proyecto” Zunzuneo es una de las muestras de injerencia e intento de desestabilización de la Revolución cubana. El programa, una red de mensajería que debía llegar a cientos de cubanos, fue gestionado y financiado por USAID, según denunció recientemente la agencia de noticias AP. El plan de desarrollar un “twitter” cubano, que llegó a tener alrededor de 40 000 suscriptores (que no sabían que era una base de datos yanqui recopilando información privada e intentando manipularlos), fracasó por la incapacidad de la empresa contratista, Mobile Accord, financiada por USAID, para convertir al proyecto “Zunzuneo” en autosostenible e independiente de los Estados Unidos y, según USAID, porque se les terminó el dinero. El modus operandi de Zunzuneo era, primeramente, crear una red de suscriptores a los que se les enviarían mensajes y noticias sobre deportes, clima, música, publicidad, para luego pasar a mensajes de contenido político incitando a los cubanos a rebelarse contra el sistema social establecido.

Pero no todo se queda en ese fenecido proyecto. Ahora USAID, junto a la Oficina de Transmisiones a Cuba, está estructurando una red parecida a laque le ha denominado Piramideo. Esta es una “red de amigos” que permite a una persona enviar a sus “amigos” un SMS masivo por el precio de un solo mensaje. Y todavía se puede hablar de los otros proyectos: “Conmotion”, “Hablalosinmiedo”, “Singularidad”… todos creados para intentar derrocar a la Revolución cubana.

La USAID no es para nada una agencia no gubernamental dedicada a fomentar el desarrollo en los países latinoamericanos, es un brazo operativo del Departamento de Estado norteamericano y la CIA para manejar grandes fondos económicos y proyectos subversivos contra los países verdaderamente democráticos de la región.

La expulsión de USAID de Bolivia está plenamente justificada.