Archivo de la etiqueta: injerencia

¡DEJEN DE JODER!

venezuela-constituyente

Rusia llamó a la comunidad internacional a “mostrar contención” y a renunciar a los planes “destructivos” de presionar a Venezuela tras la votación para la constituyente.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

Al carajo con la ética y el protocolo. Ya sacan de las casillas al más ecuánime mortal que pise este mundo.

¿Por qué demonios pretenden una y otra vez que todo el mundo debe hacer lo que ellos digan y no lo que los pueblos quieran?

Señores de las oligarquías dueñas de la mayoría de los medios de producción: ¡El resto del mundo, que no detenta esas grandes propiedades, también tiene derechos! Léanse ustedes y apréndanse la Carta de los Derechos Humanos, no solo la utilicen nominalmente para sus intereses y luego limpiarse el c… con ella.

Estados Unidos liderando a Perú, Argentina, Colombia, México, Panamá, Costa Rica, Chile, Brasil, Canadá, Paraguay, Guatemala, España, y la Unión Europea, han manifestado que desconocerán a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, solo porque sus clases políticas reaccionarias no quieren reconocer que más de 8 millones de venezolanos apostaron por decidir su destino sin la injerencia de las potencias extranjeras, contra los 7 millones que prefieren rifar la Patria a los intereses espurios de los capitales.

¿Qué democracia piden instaurar en Venezuela las oligarquías propias y extrañas, si no son capaces de aceptar que una mayoría del pueblo, democráticamente en las urnas, haya elegido construir su sociedad libre y soberanamente?

Este desconocimiento hecho público sin sonrojarse, marca la más descarada intromisión en asuntos que no les competen, toda vez que no ponen en peligro ni la seguridad, ni la estabilidad económica o social de aquellos países que se manifiestan en contra de la elección venezolana. Y si se atrevieran a alegar esto, deberían, por respeto a la opinión pública, declarar cómo podrían verse amenazados realmente.

Uno de los elementos más irritantes es comprobar que los personeros que deciden poner a sus países – sin consultar a sus pueblos – en contra de las decisiones ajenas, es que en sus propios territorios existen innumerables problemas sin resolver y sus sistemas “democráticos” no son capaces de dar soluciones válidas para el bienestar de los habitantes-electores.

Veamos grosso modo cada país a través de uno solo de los problemas irresueltos que les aqueja y nadie de la comunidad internacional les plantea obligaciones de acción:

  • Perú: El gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, apenas a un año de gestión ya se encuentra en una grave crisis política y económica. Como muestra de ello, el sensible sector educativo lleva más de 50 días en huelga, demandando un incremento de presupuesto para la educación, la derogación de leyes contra la estabilidad laboral y el aumento de los salarios. ¿Algún país le ha pedido al Gobierno peruano que lo resuelva satisfactoriamente bajo amenazas de sanciones? No.
  • Argentina: único país de la región donde se registró un deterioro del salario mínimo en dólares en el último año y medio. Según un estudio académico, en este país se detectó un desplome del 11% entre diciembre de 2017 y julio de 2017. ¿Es poco problema? La justicia en el país del sur está más que cuestionada por los recurrentes casos de corrupción. ¿Todavía no es suficiente? El sistema de Salud Pública argentino está ampliamente fragmentado, solo los que poseen coberturas médicas de millonarios se garantizan un buen servicio; entre febrero y julio las tarifas subieron un 6%, luego se incrementaron un 5% en agosto y el Gobierno autorizó dos nuevos ajustes para septiembre y octubre. La cuota tuvo un aumento anual del 29,4%. ¿Algún país le ha exigido a Argentina que mejore esos índices y percepciones en favor de su pueblo, y les ha amenazado con sancionar a Macri y congelarle sus cuentas? No.
  • Colombia: La opinión pública interna clama por una reforma urgente que acabe con la manifiesta corrupción de la justicia, en manos del gobierno de turno y adecuada a sus intereses. La educación, según reconocen las mismas instituciones, marcha a la cola en América Latina, por lo costosa y la baja calidad integral. ¿Ha escuchado o leído que la comunidad internacional le conmine a Colombia resolver estos problemas o sancionarán a su gobierno? No.
  • México: El gobierno de Peña Nieto, genuflexo a los intereses norteamericanos, tiene un bajísimo nivel de aceptación de su pueblo. No acaban de aclarar y sancionar el caso del asesinato de 43 estudiantes normalistas en Ayotzinapa. El narcotráfico y el crimen organizado se han adueñado de las ciudades mexicanas, generando incontable cantidad de muertes y “daños colaterales”. ¿Qué país le ha planteado al Gobierno mexicano la urgencia de eliminar estos flagelos con la amenaza de congelarles sus finanzas y quitarles sus propiedades? Ninguno.
  • Panamá: Se demostró que este país opera como “paraíso fiscal” en el lavado de dinero y evasión de impuestos a nivel internacional. Existe allí un fenómeno de explotación de personas que el Gobierno hace como que no ve. Los trabajadores del Canal piden aumento salarial ante la carestía de la vida. ¿Los otros países exigen que Panamá mejore la condición de vida de sus habitantes y obliga al gobierno a que lo haga? No.
  • Costa Rica: la falta de liquidez pone en peligro los servicios públicos y el pago de la deuda externa, por lo cual el gobierno anunció políticas de austeridad y subidas de impuestos para revertir la situación, todo esto a causa de malos manejos económicos que ahora pagarán los pobladores, sobre todo, los de bolsillo más débil. ¿Se han escuchado voces internacionales clamar a través de CNN por imponer medidas contra ese gobierno para que salga de la crisis sin afectar al pueblo? Seguramente que no.
  • Chile: Los líos por la Educación no acaban, el Gobierno aprueba la privatización como si el aprendizaje no fuera un derecho humano y los educadores y alumnos se mantienen protestando, recientemente profesores de todo Chile se movilizaron en rechazo al proyecto de Nueva Educación Pública, advirtiendo que la iniciativa podría crear una nueva deuda histórica y hay todo un sector de educadores en paro desde hace más de dos meses porque no les pagan sus salarios. ¿Quién se ha pronunciado porque se resuelva esta situación amenazando al Gobierno de Bachelet con sancionarlo? Nadie.
  • Brasil: El gobierno de este país está sumido en una grave crisis de credibilidad y corrupción, la pobreza es un problema radical que no se acaba de resolver y que genera altísimos índices de violencia y criminalidad. Mencione cuántos países han previsto sancionar a Brasil porque no se solucionan tantos y tan graves problemas internos. No hay ninguno.
  • Paraguay: El 40 % de la población infantil de ese país vive en situación de pobreza y no tiene acceso a niveles mínimos de nutrición, educación, recreación, salud y vivienda. ¿Las Organizaciones internacionales y los medios de prensa se han preocupado por esta desastrosa situación, pidiendo que Estados Unidos intervenga en Paraguay con sanciones y militares para “salvar” a esos niños de la pobreza? No.
  • Guatemala: El problema de la seguridad ciudadana es insostenible para el gobierno, que no ha podido lidiar exitosamente con el crimen organizado por las pandillas denominadas “maras” que ocasionan el terror en la población guatemalteca. Aparte de tímidas declaraciones de apoyo de Trump hacia el gobierno de esa nación centroamericana, ¿se le obliga a aquel gobierno a eliminar a cualquier costo la amenaza de las pandillas? No.
  • Canadá: Tiene en la actualidad un gran lío con la cuestión de las viviendas. La cantidad de personas sin hogar es alarmante para un país que se precia de tener una sociedad eficiente; el Estado eroga una gran cantidad de dinero para ayudar a esas personas, sin embargo, el problema no disminuye y nadie sabe en realidad dónde se utiliza tanto recurso. ¿La ONU, la OEA y otros organismos se han manifestado preocupados por tal fenómeno y pretenden obligar a Canadá a revertir la situación bajo amenazas? No, hasta donde se sabe.
  • España: Este país es un rosario de conflictos sociales, económicos, políticos; los indignados no dejan de indignarse, los salarios rozan el suelo, las disputas territoriales generan ámbitos de violencia que se esconden a la opinión pública. Sin embargo… ¿Qué dice la comunidad internacional acerca de obligar a España a mejorar la calidad de vida en ese viejo país “civilizado”? Nada, no dice nada.
  • La Unión Europea: la gran cantidad de problemas que atraviesa ese bloque regional es reconocido por casi todo el mundo, problemas que han desembocado en la deserción del Reino Unido agravando la inestable unidad entre tantos países distintos desde lo cultural. ¿Dónde están los reclamos de los países latinoamericanos para que la “Unión” se mantenga unida y beneficie a sus habitantes? No los hay. Son problemas que los europeos deben resolver por sí mismos.

Entonces, ¿por qué todos estos países se empeñan en inmiscuirse en los asuntos internos y soberanos de Venezuela, cuando tienen tantos temas pendientes en sus propios territorios?

La cuestión es más simple de lo que pudiera parecer a ojos no avezados en los tira y jala de la política internacional. Quienes se manifiestan en contra de las decisiones soberanas de algunos Estados, en este caso Venezuela, son solo representantes de la oligarquía política y económica, acólitos de los intereses imperiales del Gobierno norteamericano, que gozan de las prebendas, migajas y manoseos que les ofrece el Gigante Gringo a quienes siguen sus dictados al pie de la letra. No les preguntan a los pueblos, a sus electores, simplemente hacen uso individual de la “democracia representativa” – que no constituye una democracia real – para defender las ventajas que detentan las grandes empresas y emporios transnacionales en detrimento de la soberanía y la seguridad de las poblaciones locales nativas.

Estados Unidos grita y el coro de genuflexos le sigue. Triste papel de mercenarios del imperio que venden hasta a sus madres e hijos para obtener la aprobación del amo. Los pueblos también gritan, pero no tienen a las CNNs ni las BBCs para hacerles eco, no obstante se escucha fuerte y claro: ¡Dejen de joder!

Anuncios

El injusto castigo de Tejero

Por: Atilio Borón

leopoldo_2La canalla mediática internacional se rasga las vestiduras y ensordece al mundo entero denunciando el atropello consumado por la justicia venezolana al haber condenado a Leopoldo López a una pena de 13 años, 9 meses y 7 días y 12 horas de reclusión por “incitar a la protesta”, según nos (mal) informa el decano de los periódicos mentirosos del mundo hispanoparlante, El País. ¿Incitar a la protesta le llama este diario y sus lenguaraces en el resto de América Latina y el Caribe a una exhortación pública y violenta hecha por López para derrocar a las autoridades y a alterar el orden constitucional de Venezuela? Esta derecha desesperada porque no puede derrotar por las vías institucionales a los gobiernos progresistas y de izquierda de la región ya ha arrojado por la borda todos sus escrúpulos y ha hecho del mentir su segunda naturaleza. Lo de López no fue una travesura, una inocente chiquilinada sino algo que en cualquier país del mundo se llama sedición, y constituye, como en Estados Unidos, una ofensa criminal penada por largos años de cárcel e, inclusive, si fue cometido en concurso con otros actores y ocasionó la muerte de terceras personas, reclusión perpetua. Para los espíritus colonizados que asuelan Latinoamérica lo que “allá” (léase Estados Unidos o Europa) constituye un crimen aquí, en los arrabales del capitalismo, es una inocente diablura, y no importa si la “incitación” de López terminó con más de cuarenta muertos, la mayoría de ellos fuerzas de seguridad bolivarianas y gentes del común, en las guarimbas y por el fuego de francotiradores, amén de una enorme destrucción de edificios y propiedades gubernamentales y privadas.

El periódico español debería recordarle a sus lectores que en ese país el 23 de Febrero de 1981 el teniente coronel Antonio Tejero Molina quiso también él alterar el orden constitucional vigente tomando por asalto el Congreso de Diputados de España. Más allá de la incomodidad que le produjo a los diputados que estuvieron casi un día entero secuestrados Tejero no produjo ni una sola muerte ni hubo que lamentar pérdidas materiales de ningún tipo. Sin embargo, la justicia española lo sancionó con una pena mucho mayor que la recibida por López: 30 años de prisión, expulsión del Ejército, pérdida de su grado militar e inhabilitación durante el tiempo de su condena. Al cumplir la mitad de su pena le fue concedida la libertad condicional, pero los quince años de su condena los purgó en una cárcel militar. Propongo que El País y sus secuaces lancen una campaña de reivindicación del golpista español y que su caso sea revisado por la justicia venezolana, que seguramente le beneficiaría con una levísima sentencia y la plena recuperación de su buen nombre y honor.

Cumbre de la CELAC-UE: la opinión de los pueblos debe valer.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

cumbre-pueblos2Estamos en una época de integraciones: regionales, multirregionales, de acercamientos bilaterales y de resolución de conflictos de la forma más pacífica posible, luego de que el mundo se diera cuenta de que el estilo de “guerras preventivas” han creado más caos y problemas que lo que se intentó “solucionar”.

En este marco se desarrollará la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión Europea.

La importancia de este evento de Jefes de Estados europeos y latinoamericanos estriba en la voluntad política existente en los países representados para definir las bases que rigen los principios de intercambio, colaboración, comercio y otros temas que surjan en el ejercicio de las relaciones birregionales.

Colateralmente al evento principal se desarrollará, como ya se ha hecho costumbre en las citas planetarias, la Cumbre de los Pueblos, la cual reviste no menor importancia, pues reflejará la opinión de las mayorías.

Allí se debatirán abiertamente temas que tal vez no sean suficientemente abordados en la reunión principal, como el mantenimiento de la paz y la estabilidad en ambas regiones, siempre bajo el principio del respeto a la soberanía de los pueblos, el respeto a sus decisiones en base al derecho de decidir qué sistema económico, social y político es el más adecuado a sus intereses, identidades y realidades propias.

Otros dos temas ineludibles en el momento histórico actual de América Latina y que implica también al resto del mundo, serán el bloqueo económico, financiero y comercial que mantiene Estados Unidos contra Cuba, a pesar de los incesantes reclamos de la comunidad internacional; y el derecho de la República Bolivariana de Venezuela a defender el sistema social elegido por la mayoría de sus ciudadanos.

El bloqueo norteamericano a Cuba es una medida unilateral del gobierno de Washington que afecta a todos los países por su extraterritorialidad, impidiendo el comercio, las inversiones y en general casi todo tipo de relaciones internacionales de la isla caribeña con el mundo, lo cual, en más de 50 años de aplicación ha causado grandes perjuicios al pueblo cubano en la economía (más de dos billones de dólares de pérdidas), la salud, la educación, entre otros renglones que Cuba mantiene con estándares de calidad internacional debido a la probada resistencia, creatividad y voluntad de su pueblo y gobierno.

En Venezuela continúa la agresión imperialista a través de sus acólitos reaccionarios de la oposición al gobierno electo de Nicolás Maduro, con boicots comerciales a productos de primera necesidad, llamamientos a la violencia y desestabilización estatal y a la desobediencia social. Tales acciones han cosechado muertes y enfrentamientos entre oficialistas y opositores, creando tensión y frenando el ejercicio democrático en el gran país sudamericano. Venezuela sufre la injerencia de países y personalidades internacionales asociados a la ultraderecha, como ahora en el caso de Felipe González, expresidente español, que quiere arrogarse el “derecho” de defender al delincuente social Leopoldo López, preso por acciones vandálicas e incitación a la violencia en las llamadas “guarimbas” causantes de varias muertes, en oposición a la decisión soberana de la mayoría del pueblo venezolano.

Las voces de los pueblos se escucharán en esta Cumbre, a pesar de los intentos de acallarlas, porque si se quiere una relación transparente y abierta entre las regiones europeas y latinoamericanas-caribeñas, debe comenzarse por atender y entender la opinión de la mayoría, sin exclusiones.

El CIA boliviano contra el pueblo de Venezuela

Por: Andrés Salari*

CIA BolivianoDiría que José Miguel remite demasiado a su cuna quechua; Joseph Michael Humire suena mejor, y así lo conocemos mediante los medios de comunicación hegemónicos, donde se lo acepta como especialista en temas de seguridad y operaciones de contrainsurgencia.
El agente Joe ejerce actualmente como integrante de un ejército de analistas-opinólogos que tienen la misión de alimentar la guerra mediática y psicológica en contra de Venezuela y la Revolución Bolivariana.
La estrategia es presionar para lograr el aislamiento político de Nicolás Maduro a nivel regional y global. Este aislamiento mediante la demonización pública del ejecutivo de Maduro es el mejor caldo de cultivo para justificar un posible derrocamiento. O sea, preparar nuestras mentes y corazones para que todos estemos convencidos de que un golpe de Estado en Venezuela es justo y necesario.
Cabe destacar que el agente Joe no está solo, en su cruzada lo acompañan ‘prestigiosas’ entidades como el Instituto Cato, la Atlas Economic Research Foundation, la Fundación Heritage, el Center for Secure Free Society, la Fundación Panamericana para el Desarrollo, la Fundación Internacional Libertad y el famoso Faes de José María Aznar.
TANQUES DEL PENSAMIENTO
A ellos les gusta denominarse Think Tanks (tanques del pensamiento), su supervivencia garantizada por el financiamiento de la CIA está en casi todos los casos bien documentada (lea “La CIA y la Guerra Fría Cultural” de FrancésStonor Saunders).
Impulsan sus líneas estratégicas mediante seminarios, conferencias, cursos, publicaciones  y —la frutilla del postre— apariciones como analistas en los grandes medios de comunicación.
El agente Joe es el exponente que analizaremos en este caso, sus constantes viajes por nuestro continente para denunciar los atropellos del Gobierno bolivariano y su obsesión por Irán lo hacen merecedor de estas líneas.
Recuerdo la primera vez que me llamó la atención, era julio de 2013 y el agente Joe fue invitado a exponer nada más y nada menos que ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de Estados Unidos; allí aseguró muy suelto de cuerpo que Irán podría haber financiado total o parcialmente la construcción de una nueva instalación de entrenamiento militar del ALBA en las afueras de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.
Semejante aseveración, que olía demasiado a una operación de guerra psicológica en contra de Bolivia y el ALBA, me impulsó a convertirme en uno de sus fans.
No fui el único, la analista Mary O’Grady se sintió igualmente fascinada por la figura del agente Joe y en base a su exposición impulsó una delirante y peligrosa  matriz de opinión, asegurando que la Bolivia del ‘narcococalero’ Evo Morales sería la próxima Afganistán.
No lo hizo en su blog al que acceden sus padres y sus primos, sino en una pomposa columna del —otra vez— ‘prestigioso’ Wall Street Journal.
El agente Joe presenta dos caras: intelectual y hombre de acción. Como intelectual dirige el Centro de Estudios para una Sociedad Libre y Segura. Como hombre de acción integró el cuerpo de Marines de Estados Unidos, con participación militar activa en Liberia e Irak.
ANALISTA DE ULTRADERECHA
Su fachada intelectual le permite participar periódicamente como analista en medios de información como CNN, Fox News o NTN 24 de Colombia. Su línea es indefectiblemente de ultraderecha, contra el ALBA y abiertamente anti iraní.
La mejor muestra de ello es su última investigación publicada en un texto titulado La estrategia de penetración iraní en América Latina, cuyo coautor es el asesor —por no decir agente— de la CIA y el Mossad, Ilan Berman.
Gracias a su membresía a la mayor organización terrorista del globo, la CIA, el agente Joe Humire puede presumir en su currículum  de haber fungido como instructor de inteligencia de la Marina de Estados Unidos.
Como se ha visto, su status le ha alcanzado para esparcir sus matrices de opinión extremistas ante el Congreso de Estados Unidos, y también ante el brasileño y el canadiense.
En su faceta de admirador de las aventuras de Rambo y compañía, el agente Joe aterrizó en junio de 2006 en Santa Cruz de la Sierra para asistir (formalmente) a un curso de “manejo de crisis y conflictos internos”.
Su presencia y la de un grupo que lo acompañaba fue descubierta y denunciada por el recientemente asumido gobierno de Evo Morales, quien justamente enfrentaba un proceso desestabilizador con epicentro en la mencionada ciudad. Más creíble es que la estadía del agente Joe obedeciera al impulso de esa desestabilización por parte de la CIA.
Cuando en junio de 2013 las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje global de Estados Unidos sacudieron a buena parte del mundo, el agente Joe fue uno de los destacados voceros mediáticos en defensa de las labores de la CIA.
De manera tal que si usted viera en alguno de los mencionados medios de comunicación hegemónicos —o en cualquier otro— al especialista Joseph Michael Humire denunciando el peligro por la influencia de Irán en América Latina o analizando la necesaria salida del poder de Maduro, le pido por favor tenga en cuenta tres datos fundamentales:

  • Joseph Michael (en realidad José Miguel) –o simplemente el agente Joe-Humire es un asalariado de la CIA.
  • (insisto) Sus jefes le han encomendado formar parte del grupo de especialistas-opinadoresque apuntan todos sus cañones en contra de Venezuela, con el propósito de consolidar matrices de opinión contrarias al gobierno bolivariano de Nicolás Maduro, con el objetivo de justificar su derrocamiento ante la opinión pública regional y global.}
  • El objetivo final de toda esta operación psicológica es volver ubicar a un títere en la presidencia de Venezuela, recuperar el control de su petróleo y asestar un durísimo golpe al inédito proceso de emancipación que vive nuestra América

*es periodista, corresponsal del canal iraní HispanTV en Bolivia