Archivo de la etiqueta: integración

MERCOSUR: Agreden a Venezuela y Argentina ocupa presidencia ilegalmente.

Por: Vicente Manuel Prieto Rodríguez

  • En un hecho poco usual en las relaciones internacionales, la Canciller venezolana, Delcy Rodríguez, fue agredida físicamente por la policía argentina, en el intento de impedirle participar en la Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común del Sur, realizada en la ciudad de Buenos Aires.
Canciller Delcy Rodríguez es bloqueada por la policía cuando intentaba entrar a la reunión de MERCOSUR

Canciller Delcy Rodríguez es bloqueada por la policía cuando intentaba entrar a la reunión de MERCOSUR

Por estos días, el impasse diplomático producido por la agresión de Argentina, Brasil y Paraguay contra Venezuela y sus representantes, en el marco de la reunión del MERCOSUR que tuvo lugar el pasado miércoles, ha provocado que la mayor parte de los medios de comunicación pertenecientes al círculo de las oligarquías locales de aquellos países, liderados por CNN y aun algunos medios en internet, intenten hacer ver a Venezuela como incumplidora de los acuerdos y normativas del ente comercial-económico de esta región, justificando el “golpe interno” con el cual le han retirado ilegalmente la presidencia “pro tempore”, la cual le ha sido otorgada fuera del marco del derecho a la República de la Argentina.

Las razones que manifiestan los Cancilleres de Brasil, Argentina y Paraguay para refrendar tal acción contra el país bolivariano se refieren al supuesto incumplimiento de Venezuela con las normativas del bloque comercial. Una de las condiciones básicas que exige el MERCOSUR a sus miembros es la obligación de cobrar el 30% arancelario del valor a la producción que ingrese fuera de la zona comercial del bloque, mientras que deberían establecer arancel cero a los productos que se elaboran al interior de este ente sudamericano.

Otra de las cuestiones aludidas para respaldar el veto a la permanencia de Venezuela en el MERCOSUR, es la supuesta violación de los derechos humanos por parte del Gobierno de Nicolás Maduro, razón sospechosamente parecida al argumento favorito manejado por la Casa Blanca de Washington cada vez que pretende descalificar a los Estados incómodos que no se ciñen a los designios del stablishment. Sin pretender ser más papistas que el Papa, pudiera estarse dando el caso de injerencia de intereses externos al bloque de integración regional.

Venezuela se unió al MERCOSUR en el año 2012, bajo los términos del “Protocolo de Adhesión”, cuyo compromiso era con “la consolidación del proceso de integración de América del Sur en el contexto de la integración latinoamericana para promover el desarrollo integral, y enfrentar la pobreza y la exclusión social, basado en la complementación, la solidaridad y la cooperación”, según reza en la documentación fundacional de la entidad comercial suramericana. Sin embargo, no puede decirse que Brasil y Argentina estén siguiendo estos preceptos y nadie ha intentado cuestionar su permanencia en el grupo, por lo cual se observa un marcado intento de interferir en los asuntos internos del país bolivariano a través de presiones regionales en el entorno de la integración.

Estamos dispuestos a asumir con la verdad por delante y con toda la tranquilidad que supone haber estado estos cuatro años asumiendo plenamente nuestro proceso de adhesión y ejerciendo esos derechos legítimos de Venezuela. Héctor Constant, diplomático venezolano.

El bloque de intercambio económico – comercial denominado MERCOSUR, no engloba a todos los países del área, por lo que habría que cuestionar si en realidad constituye un mecanismo válido para lograr unidad, equidad y eliminar la pobreza desarrollando al sub continente o es solo una forma más de las fórmulas estilo Tratados de Libre Comercio, con lo cual estaría perdiendo su valor integracional.

Anuncios

Fin del bloqueo: condición fundamental para la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Por Vicente Manuel Prieto Rodríguez

20150608120622_cumbre_academica_celac_union_europeaTras los primeros pasos dados por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos en pos de lograr un deseable acercamiento diplomático y económico entre los dos países, se gestaron una serie de reuniones bilaterales en las cuales ambos han planteado las condiciones necesarias para la normalización de las relaciones, rotas hace más de 50 años, casi desde el inicio del gobierno revolucionario cubano.

Los avances  de los tres encuentros sostenidos por delegaciones cubanas y norteamericanas se pueden resumir en la exclusión de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, la autorización de un banco norteamericano para que la misión diplomática cubana en aquel país pueda realizar operaciones financieras y promesas de levantar el criminal bloqueo económico, orientado a desmantelar el sistema socialista escogido por el pueblo cubano desde 1959 y la implantación de la “democracia” estilo U.S.A con un modelo económico neoliberal según el recetario del FMI y el Banco Mundial.

El tema del levantamiento de bloqueo económico a Cuba, es una cuestión de principios que es necesario impulsar, en cualquier escenario de conversaciones y acercamientos. Estados Unidos primero debe levantar el cruel y genocida bloqueo económico internacional que mantiene con el objetivo de debilitar y derrocar el sistema socialista cubano, bloqueo que ya ha costado al pueblo de la isla revolucionaria pérdidas por billones de dólares y un sin número de vidas humanas debido a la obsesión de Washington de no permitir un sistema social diferente a pocas millas de sus fronteras.

Actores políticos, sociales y económicos de la potencia imperial han manifestado la inutilidad de la unilateral pero extraterritorial medida, que solo ha logrado unir aún más al pueblo cubano alrededor de la Revolución y sus líderes.

A pesar de las reiteradas manifestaciones de Obama y otros funcionarios gubernamentales gringos acerca del acercamiento posible y restablecimiento de relaciones, respecto  al bloqueo, no se ven  los avances esperados y la  intención de su levantamiento no está libre de obstáculos, que comienzan con los representantes  cubano-americanos en el Congreso norteamericano, los cuales siguen  viviendo  en la época de la  guerra fría y son los más acérrimos enemigos del cese al enclaustramiento económico de su país de origen.

Cuba día a día  demuestra que no se rinde ante las promesas de “mejoría” económica ni abandonará los logros sociales, educativos, médicos y de inserción igualitaria en estos años de revolución.

El mundo no puede olvidar  ni permanecer inmóvil ante  ese bloqueo asesino e irresponsable en los tiempos actuales; ni cegarse por la “cortina de humo” del proceso de restablecimiento de relaciones con sus reuniones bilaterales  que no resultarán si no se  resuelve el tema de fondo.

Resulta muy importante y es necesario que la comunidad internacional no ceje en la lucha contra ese bloqueo que mantiene al pueblo cubano en una situación económica difícil, pero que no ha podido doblegarlo y más bien ha desarrollado su capacidad de resistencia ante los ataques imperialistas, demostrando creatividad y fé en la Revolución, cuyos mantenidos logros en campos sociales y aun en varios renglones económicos son reconocidos incluso por organismos internacionales históricamente susceptibles al manejo del gobierno norteamericano.

Cuba se mantiene resistiendo, la comunidad internacional debe mantenerse luchando por el levantamiento del bloqueo.